"idèntica diferència", Rafa Villaró

ALTERITAT.

“...a la llum que defineix les coses
que han estat donades als noms...”
(B. Rosselló-Pòrcel)

“Und damit ich auch was thu,
Seh ich euch im Lehnstuhl zu.”
(Y con ello no permanezco inactivo

 puesto que desde mi sillón os miro)
(Kant)

“1. El concepto de identidad, no definible, se opone al de alteridad (como “lo mismo” a “lo otro”) que tampoco puede ser definido: en cambio, la pareja, como tal, es interdefinible por la relación de presuposición recíproca, y es indispensable para fundar la estructura elemental de la significación.

2. Por oposición a la igualdad que caracteriza a los objetos que poseen excatamente las mismas propiedades cualitativas, la identidad sirve para designar el rasgo o el conjunto de rasgos (en semiótica: semas o femas) que tienen en común dos o más objetos. ... el reconocimiento de la identidad de dos objetos, o su identificación, presupone su alteridad, es decir, un mínimo sémico o fémico que los vuelve, en primera instancia, distintos. Desde este punto de vista, la identificación es una operación metalingüística ... , entre otras, para construir el objeto semiótico.

3. La identidad sirve, igualmente, para designar el principio de permanencia que permite al individuo permanecer el “mismo”, “persistir en su ser” a lo largo de su existencia narrativa, a pesar de los cambios que provoca o sufre. ...

4. La identificación será una operación, asumida por un observador, consistente en el reconocimiento de la coherencia de los diversos roles sucesivos asumidos por un mismo actor, ... El hacer de identificación supone como mínimo un juicio de adecuación, aplicado a por lo menos dos roles, dos actantes o dos actores....”

(A.J.Greimas, J.Courtés)

Però la co-condició necessària d’alteritat planteja la qüestió dels dos moments identificatius: l’existència de quelcom i l’existència de quelcom altre que, essent de la mateixa espècie (si no no els podriem comparar), tingui algún tret distintiu en el que proclamar una diferència.

L’operació d’identificar crea als actors d’un discurs, potencials objectes d’estudi. La qual cosa no vol dir, però, que no hi fossin, sinò que no existien -en el discurs que delimita la nostra realitat-.

Filosóficament, la identitat és un atribut ontològic. Ens parla de la manifestació de les coses no per sí mateixes, sinò per tal com són copsades. Perspectiva coincident amb la metafísica durant grans époques, Kant la reduí i limità, però amb Hegel i la seva profunda influència entra en el pensament modern, estant en la base de plantejaments ideològics les expressions polítiques dels quals tenen en comú el totalitarisme. Heidegger és el gran pensador ontològic del segle XX, essent molt interessant seguir el fil del discurs sobre la identitat d’un dels seus més coneguts deixebles, la jueva Hannah Arendt, i els marcs polítics, més atribuits que realment assumits, de tots dos.

De Heidegger: “El principio de identidad mira hacia delante y hacia atrás: ... hacia atrás, en el campo del origen de la esencia de la metafísica, cuya constitución se encuentra determinada por la diferencia. La mutua pertenencia de identidad y diferencia ...

...lo mismo no es lo igual. En lo igual desaparece la disparidad. En lo mismo aparece la disparidad. ...La pregunta por el sentido de este “lo mismo”, es la pregunta por la esencia de la identidad. ... “

 

 

 

L’alteritat mai és aliena.

 

Alteritat. Condició en la que està tot allò que no és nosaltres mateixos. Domini que, en el seu contacte amb el que/qui som, delimita, marca, defineix, tot allò que som.

Només som, només tenim el nostre propi ser, doncs, si aconseguim dibuixar un límit, una frontera, a partir del qual el que hi ha esdevé alié al que/qui som.

Però com podriem dir-nos a nosaltres mateixos, anomenar-nos, sense mencionar lo altre? No hi ha escissió real entre identitat i alteritat. S’engendren mútuament i es tenen entre sí mateixes com a mútua descendència.

La identitat és, essent siguda per l’alteritat.

L’alteritat és, essent siguda per la identitat.

Per a un duaner, la frontera és un valor absolut. Li condiciona la vida. També per a l’històric (i per a força historiadors); que potser pugui arrivar a pensar una expansió fronterera, però mai una implosió.

La identitat/alteritat com a espai de domini... àmbit, tópos...

 

No convindria passar de la genealogia a la topologia? O, més precisament, a un logos toponímic?

(No era per a Spinoza l’Espai un atribut infinit de Déu?)

Idea relacional de l’espai,... Teofrast el definia mitjançant la possició de l’ordre dels cossos. ...Leibniz.

“La idealitat de l’espai fou afirmada, amb força peculiar, per Kant, el qual en féu una forma a priori de la sensibilitat, en el sentit de que l’espai no és un concepte derivat de l’experiència externa, ans la condició mateixa de possibilitat de tota experiència1. Tanmateix, el caràcter trascendental que caracteritza la concepciò kantiana de l’espai fou progresivament minvat per l’idealisme alemany...”

 

Ecumene, espai habitat pels humans. Té alteritat? Quina?

 

La distinció entre espai escénic i espai espectador en el teatre no parla de dues coses, sinó de dos òrgans de la mateixa cosa. No hi l’un sense l’altre, ni l’altre sense l’un. Només amb l’altre hi ha un, i amb l’un hi ha l’altre.

 

L’alteritat és la construcció d’una distància que permet generar la identitat. És, doncs, tan pròpia l’una com l’altra.

 

 

“No sé qui sóc, pro em trobo a tot arreu.”

(Eduard Sanahuja)

 

“...Durante una de esas divisiones (de Polònia), la frontera entre la Rusia zarista y Polonia atravesaba una aldea judía y, dentro de ella, la vieja casa de un judío. Las comisiones polaca y rusa, que marcaban la futura frontera, entraron en el patio del judío y le preguntaron: “La línea de la frontera sigue de tal modo que usted tiene la posibilidad de elegir, ¿dónde quiere vivir, en Polonia o en Rusia?”. El judío se alegró: “¡En Polonia!”. Y el comisario polaco marcó la casa en la parte polaca y sonrió: “Me alegra que sea usted un patriota”. Pero el judío contestó sencillamente: “¡Qué va, si no quiero vivir en Rusia es porque allí hace mucho frío!”...”

 

Rafel Villaró Bastons

Barcelona, desembre del 93.

Arcadio .... Rafel Villaró Bastons

Llobregat ............. Homer.............

08...-BADALONA 08...-BARCELONA

Arcadio:

permítome colocarte una cita del libro que ahora mismo estaba leyendo about diferencia.

“...el pensamiento de la diferencia reconoce que del ser no se puede nunca tener “prensión” plena sino sólo (la palabra es de Heidegger) rememoración, huella, recuerdo. El ser pensado así nos libera, nos deja libres de la imposición de las evidencias y de los valores, de todas las “plenitudes” soñadas por la metafísica tradicional que siempre han cubierto y justificado autoritarismos de todo tipo. Pero al liberarnos, el ser así entendido también nos “suspende”, nos pone en una condición de “oscilación” (parafraseo otra vez a Heidegger), que me parece que es también la descrita por Nietzsche con la idea del “espíritu libre”. La dialéctica, en cambio, piensa aún siempre en referencia a una posible presencia “plena”, final, totalizadora, del ser (si bien, como en la dialéctica negativa de Adorno, o en el utopismo de Bloch, concibe esta plenitud sólo como ideal regulativo); y corre el riesgo, pues, de no liberarnos en absoluto (las vicisitudes del socialismo real no me parecen “accidentales” respecto de este significado de la dialéctica marxista, aunque no creo que se puedan deducir única y necesariamente de ella). Se trata siempre de ver si logramos vivir sin neurosis en un mundo en el que “Dios ha muerto”; o sea, en el que ha quedado claro que no hay estructuras fijas, garantizadas, esenciales, sino, en el fondo, sólo acomodamientos. Éstos no están, sin embargo, privados de líneas de orientación: la tra-dición, el mensaje que en la experiencia de la humanidad nos habla como cristalizado en el lenguaje, en los diversos “lenguajes”, por consiguiente también en las técnicas que nos encontramos usando, delinea también siempre unos ámbitos de elección, unos criterios de racionalidad. No es una condición desesperada, la que así se delinea; pero sólo si logramos demostrar en relación a ella aquello que Nietzsche llama un “buen caràcter”, una capacidad de sostener la existencia oscilante, y la mortalidad. ...”

(Vattimo, Gianni; Más allá del sujeto; Paidós (Studio-72); BCN-92. Pàgs. 22-23)

El libro acabo de empezarlo y, evidentemente, aún no lo he topologizado, pero la coincidencia de citar a Heidegger (y para alguien cuya mitad de la sección de filosofía de su biblioteca es de o sobre Nietzsche) acerca de uno de los temas, o El tema, centrales del Foro, me ha llevado a pasártelo así en crudo, como diría Lévi-Strauss.

(InDiferencia/Distinción; Igualdad/Diferencia; Identidad/Alteridad; ...)

Y así hablando más que de diferencias de plurienfoque, creo que a este guiso que estáis preparando le puede ser bastante conveniente una buena dosis de ingrediente deconstructivo-Jorge Sánchez. ¿No te parece? Si quieres, lo comentamos.

Recibe un fuerte abrazo y mis mejores deseos para el resto de la década y el siguiente siglo:

 

RAFA

Barcelona, 22-XII-93

..................... Rafel Villaró Bastons

Independència...................... Homer..........................

08...-BARCELONA 08...-BARCELONA

Jorge:

aprovecho l’avinentesa para (intentar) sacarle provecho a l’avinentesa. ¿No dispondrás por un casual de Diferencia y repetición de Gilito Deleuze? En caso afirmativo: ¿podría recogértelo para fotocopiarlo y devolvértelo en un momento?

 

Bon Nadal i feliç resta de la década (po’lo’meno!):

 

Barcelona, 22-XII-93.

 

1 ...de tota experiència racional (of course).