"Lectura de Foucault", Miguel Morey

Cuando en 1983 se publicó por primera vez Lectura de Foucault, Miguel Morey pretendía realizar una lectura exhaustiva de la obra de Michel Foucault, un poco como "caja-de-herramientas" foucaultiana, para abrirle paso a los lectores hacia su pensamiento. Como cuenta Morey en el prólogo a esta nueva edición, el propio editor le auguró una "discreta proyección", convencido de que Foucault sería una "moda pasajera".
Pocos meses después, Foucault rompió un silencio de años, publicando los volúmenes II y III de su Historia de la sexualidad, y al poco tiempo, en 1984, murió en la clínica parisina de la Salpêtrière. Lectura de Foucault se encontraba agotado y, contra toda lógica editorial oportunista, Morey se negó a reeditarlo, pues tanto los nuevos libros como las miles de páginas de documentos foucaultianos inéditos, por no mencionar las grabaciones de sus clases en el Collège de France, volvían imposible la tarea de permanecer fiel a la intención original, que era básicamente presentar un panorama minucioso y detallado de la obra de Foucault.

Ahora que se cumplen treinta años de la muerte de Foucault, se reedita en su versión original la Lectura de Foucault. Como el lector podrá constatar, a la manera de los textos clásicos, la mirada original de Morey sobre Foucault no ha hecho sino volverse más precisa con el tiempo, pues su intuición y anticipación de la enorme trascendencia que tendría su pensamiento han sido ampliamente corroboradas a lo largo de las tres décadas que separan a esta edición de la original.

Escritos sobre Foucault recoge buena parte de lo dicho, escrito y pensado sobre Foucault por Morey a lo largo de estas tres décadas, con una diferencia importante respecto a Lectura de Foucault: si en el primer caso se trataba de sugerir de manera puntual y esquemática una lectura que pudiera adentrar al lector en el complejo edificio conceptual foucaultiano, aquí Morey aborda e interpreta diversos aspectos que tienen que ver tanto con la obra de Foucault como con su recepción, impacto, críticas y polémicas. Así, se interroga sobre su pertenencia o distanciamiento del movimiento estructuralista, su polémica con Derrida, las afinidades con su amigo Gilles Deleuze, su acercamiento a la obra de René Magritte o las puestas en práctica de la teoría del poder de Foucault mediante, por ejemplo, su trabajo con presidiarios. Se trata, en resumidas cuentas, de pasar revista al impacto de la vida y obra de uno de los pensadores más inquietantes de los últimos tiempos, para seguir preguntándonos cuánto estamos limitados por nuestras propias estructuras, y hasta dónde podríamos modificarlas para imaginar realidades diferentes.

Miguel Morey (Barcelona, 1950), catedrático emérito de Filosofía de la UB y miembro del Colegio de Filosofía; especializado en filosofía francesa de corte nietzscheano, traductor de Michel Foucault, Gilles Deleuze o Giorgio Colli, ensayista, autor de Pequeñas doctrinas de la soledad (Sexto Piso, 2007) y Hotel Finisterre (Galaxia Gutenberg, 2011) entre otros. Ha sido profesor visitante en universidades de Buenos Aires, Viena, Venecia, París, Múnich o La Habana, y colaborador de numerosas revistas, entre las que destacan Archipiélago, Claves de Razón Práctica, El Viejo Topo, y de los periódicos El País y La Vanguardia.