el prohibicionisme, cŕncer polític global

Las turbulencias amenazan con hacer naufragar, otra vez, al estado del ÁfricaOccidental. En parte porque Sanhá no consiguió extirpar el cáncer que golpea Guinea-Bissau: el narcotráfico. La ex colonia portuguesa es un punto clave en el comercio de cocaína latinoamericana hacia Europa. El propio Sanhá alcanzó el poder después del asesinato de su predecesor, tiroteado por un asunto turbio que parece ligado al tráfico de drogas.

Sanhá amagó con enseñar los puños al narcotráfico. "El tráfico de drogas debe acabar en este país", dijo. Palabrería, según sus críticos. Poco después de ese discurso, nombró jefe de la marina a un oficial que aparecía en la lista de capos del narcotráfico de EE. UU.

11-I-12, X. Aldekoa, lavanguardia