Itŕlia: vers un nou referčndum de reforma del sistema electoral

Roma, 2 dic (EFE).- La celebración de un referéndum para cambiar el sistema electoral italiano recibió hoy su primera autorización por parte del Tribunal Supremo y queda a la espera de la decisión del Constitucional.

El alto tribunal, que exige al menos 500.000 firmas para poder convocar una votación de este tipo, dio validez a las cerca de 1,1 millones de firmas que un comité organizador y defensor del referéndum presentó hace aproximadamente un mes.

El Supremo aceptó la convocatoria de esta consulta antes del 10 de diciembre, por lo que el texto debe pasar ahora al Tribunal Constitucional, encargado de decidir si el tema del referéndum es admisible o no.

Si ese órgano da su autorización, el referéndum para cambiar la ley electoral en Italia se podría celebrar entre el 15 de abril y el 15 de junio e 2012, según prevén las leyes italianas.

Todo ello siempre que el Parlamento no apruebe una nueva ley electoral antes de estas fechas, lo que parece improbable visto que el nuevo Ejecutivo tecnócrata de Mario Monti esta centrado en las urgentes reformas económicas.

La recogida de firmas, que fue promovida hace unos meses por Andrea Morrone y su comité organizador, estuvo apoyada por varios grupos de la oposición del Gobierno del entonces primer ministro Silvio Berlusconi, como el Partido Demócrata (PD) e Italia de los Valores (IdV).

Precisamente estos últimos han sido los más críticos con el sistema electoral vigente, que es el resultado de una ley aprobada en 2005 por el Ejecutivo de Berlusconi.

La norma, que se aprobó a toda prisa y envuelta en cierta polémica, posteriormente fue calificada por el miembro de la Liga Norte y entonces ministro Roberto Calderoli como una "porcata" (una marranada).

La actual ley, que en Italia es conocida como "Porcellum" tras las declaraciones de Calderoli, sustituyó al anterior sistema, mayoritario al 75 %, por uno proporcional que prevé la abolición de los escaños uninominales y da premios de mayoría, ya que ofrece más escaños a la coalición que consiga más apoyos.

Asimismo, la normativa electoral en vigo establece un límite en torno al cuatro por ciento de los votos para impedir así la proliferación de los pequeños partidos.

Si finalmente se aprueba la celebración del referéndum para modificar la ley, sería la quinta consulta que se hace en Italia sobre el sistema electoral.

En dos de ellas, los italianos decidieron eliminar las candidaturas múltiples (1991) y volver al sistema electoral mayoritario (1993), y en las dos últimas no se consiguió el quórum necesario del 50 % de participación, por lo que el resultado quedó invalidado.

2-XII-11, efe, univision