digne gest parlamentari del Bundestag

"Estamos avergonzados de que nuestro Estado y sus servicios de seguridad no hayan descubierto o prevenido estos crímenes, planeados y ejecutados a lo largo de años". El Bundestag en pleno en pie, recogido y cabizbajo, asintió a esta declaración de su presidente, Norbert Lammert. El Parlamento alemán presentó así sus excusas porque "en algunos casos las víctimas y sus familias vieron como las sospechas se dirigían contra ellas". Fue la respuesta institucional al fiasco de trece años de crímenes impunes de una célula neonazi con conexiones policiales, que mató a nueve emigrantes y una policía, puso bombas y atracó bancos con misteriosa impunidad. La versión policial de que los dos principales neonazis responsables se suicidaron el 4 de noviembre, disparándose en el interior de su vehículo en Eisenach, contradice los testimonios de los vecinos, que no escucharon tiros antes del incendio. 23-XI-11, R. Poch, lavanguardia