Rússia lliga Bielorrússia abaixant-li el preu del gas

Bielorrusia ha encontrado en Rusia una salida a su grave crisis económica. El primer ministro ruso, Vladímir Putin, anunció ayer un préstamo para Bielorrusia de 10.000 millones de dólares para la construcción de una central nuclear. El presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko, viajó ayer a Moscú para oficializar el acuerdo sobre el gas natural al que ambos países han llegado esta semana. Bielorrusia pagará por el gas un 60% menos de lo que pagan otros países europeos. Ese trato de favor no es gratis, ya que el gigante ruso Gazprom pasa a controlar el cien por cien de Beltransgaz, el operador de los gasoductos y los oleoductos bielorrusos. Gazprom ya poseía el 50%, y por la otra mitad pagará 2.000 millones de dólares. El rublo bielorruso se ha devaluado este año un 65% respecto al dólar, al Gobierno le falta liquidez y la población no tiene acceso a los productos importados.

26-XI-11, G. Aragonés, lavanguardia

La ex república soviética de Bielorrusia, autoritariamente gobernada desde 1994 por Alexánder Lukashenko, quedará esta semana más unida a Rusia. Ayer se anunció un nuevo acuerdo sobre el gas natural que compra a su vecino mayor, dos veces más barato y que permitirá a Minsk hacer frente a sus graves problemas económicos. Esto hace más difíciles los intentos de la Unión Europea para que Bielorrusia mire hacia Occidente.

Hace dos años la UE intentó sacar a Bielorrusia del frío. Pero la represión de la oposición tras la reelección de Lukashenko en diciembre de 2010 frustró sus planes. Según organizaciones de derechos humanos, uno de los líderes de la oposición, Andréi Sannikov, ha sido torturado en prisión. Amnistía Internacional ha denunciado sus continuos traslados de cárcel, sin conocimiento de su familia y su abogado.

Bielorrusia, un país de tránsito para el gas ruso hacia el continente europeo, entró en conflicto con Rusia en 2007 por los impuestos que debía pagar la rusa Gazprom. Entonces la UE vio su oportunidad. Desmarcándose de la política de sanciones de Estados Unidos, en 2009 invitó a Bielorrusia a la Unión Oriental, un proyecto para crear puentes políticos y comerciales con los países del este. Fue en vano.

El viernes Lukashenko viajará a Moscú y los primeros ministros de los dos países firmarán un paquete de documentos que fortalece la colaboración en el comercio del gas. Además de una rebaja en el precio del gas natural que compra Bielorrusia, se firmará un acuerdo por el que el monopolio del gas ruso Gazprom comprará el 50% de Beltransgaz, el operador de los gasoductos y oleoductos bielorrusos, según anunció Valeri Gólubev, vicepresidente del gigante ruso. Gazprom ya posee el restante 50%. Según la prensa rusa, la operación costará 2.500 millones de dólares.

Actualmente, Minsk paga 304 dólares por cada mil metros cúbicos de gas ruso que recibe. El año que viene ese precio dejará de estar pegado al precio del gas en la UE y se rebajará hasta situarse en torno a los 160 dólares.

Será otro más de los lazos que están creando últimamente Minsk y Moscú. El pasado 18 de noviembre los presidentes de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán firmaron en Moscú un acuerdo para impulsar la creación de la Unión Económica Euroasiática.

23-XI-11, G. Aragonés, lavanguardia