la teocràcia marroquí, el makhzén, eludeix la primavera política

... el propi rei, que basa la seva legitimitat com a cap d´Estat en la seva qualitat de Comendador dels creients; si és líder polític és per ser líder religiós... el rei alauí segueix reservant-se l´última paraula en matèria d´economia, religió i seguretat...

El PJD no qüestiona la monarquia i ha basat la seva campanya en la lluita contra la corrupció, l´impuls de l´anomenada economia islàmica (prohibeix l´interès i advoca per la responsabilitat social de la inversió) i el compromís de no imposar un estricte codi moral a la societat, encara que segueix reservant a la dona un paper social secundari. De fet, la reforma constitucional es va impulsar per frenar el malestar popular i als joves de l´islamista Justícia i Caritat que, reunits amb els comunistes i l´esquerra entorn del Moviment 20 de Febrer, van organitzar una rebel·lió al Marroc en sintonia amb la primavera árabe. És aquest grup el que ha cridat al boicot per aconseguir una monarquia constitucional i posar fi a la corrupció de les classes dirigents. La notable abstenció -hi ha hagut major participació però amb un cens d´inscrits bastant menor- significa que les reformes que ha impulsat Mohamed VI no han convençut als marroquins, especialment als joves.

... si es té en compte que les xifres de participació són enganyoses, com en tots els països en els quals és imprescindible estar inscrit prèviament. Les gestions per fer-ho s´han simplificat. Encara així milions de marroquins s´han desentès del procés i han participat, en realitat, el 28% dels majors de 18 anys.

27-XI-11, I. Ramos Rioja, lavanguardia

Majzen o Majzén (المخزن) es una palabra árabe que significa almacén y que designaba antiguamente al Estado marroquí y en la actualidad a su oligarquía o gobierno en la sombra.

El nombre probablemente sea una metonimia relacionada con los impuestos que el Estado recaudaba. De este término procede el de mujazni, que designaba al agente de policía del sultán y que hoy en día puede designar, con un matiz algo despectivo, a la policía marroquí (mujazniyya es el nombre colectivo, pronunciado mjazniyya coloquialmente).

En la actualidad el Estado marroquí no recibe oficialmente el nombre de Majzen, pero el término sigue siendo de uso corriente para referirse a la élite dirigente del país, agrupada alrededor del rey y formada por miembros de su familia y allegados, terratenientes, hombres de negocios, líderes tribales, altos mandos militares y otras personas influyentes que constituyen el poder fáctico.

El término está asociado a un modo arcaico y hermético de gobernar, opuesto a la democracia formal de las instituciones marroquíes. Aunque los contornos del Majzen son vagos, el gobierno en sí mismo no es considerado parte de él sino instrumento suyo. El Majzen por lo general coopta a sus miembros utilizando sus propias redes. Con frecuencia la pertenencia al Majzen es hereditaria.

La existencia del Majzen es considerada por muchos como una rémora para el desarrollo del país en la medida en que impide el funcionamiento efectivo de instituciones y formas democráticas. Otros piensan, sin embargo, que es un factor de estabilidad puesto que está muy enraizado con la historia y las características sociales de Marruecos, garantiza la continuidad de la monarquía y además se renueva puesto que en ocasiones coopta a sus propios opositores.

wikipedia