els presos dŽETA subscriuen lŽAcord de Gernika

El colectivo de presos de ETA (EPPK) escenificó ayer su adhesión al acuerdo de Gernika, con el que la izquierda abertzale inició hace un año el camino hacia la paz y la autodeterminación, aunque por medios "exclusivamente políticos", y lo hicieron con el objetivo de reivindicar su "papel activo" en el proceso.

El histórico ex preso de ETA Jon Agirre Agiriano, Elertxuri - de 69 años, y que salió de prisión el pasado 3 de mayo tras cumplir 30 años de reclusión-,y la ex reclusa Gloria Rekarte fueron los encargados de firmar el manifiesto, en un acto celebrado con motivo del primer aniversario del acuerdo, y que contó con la presencia de líderes de las formaciones promotoras del documento. Entre ellos, el secretario general de EA, Pello Urizar; Oskar Matute, de Alternatiba; Patxi Zabaleta, de Aralar, y los representantes de la izquierda abertzale Jone Goirizelaia, Rufi Etxeberria y Tasio Erkizia.

En un comunicado que leyeron varios portavoces de los firmantes del acuerdo, destacaron el paso "positivo y de gran valor" dado por ETA, que "ha posibilitado que el proceso se active". Por el contrario, advirtieron que la actitud "soberbia" del Estado es "el mayor peligro que tiene el proceso" de paz.

Marcaron como prioridad la socialización de un proceso de paz que, según dijeron, ha de asentarse sobre cuatro pilares. "Debe ser integral para dar respuesta a todos los aspectos del conflicto; democrático; sin vencedores ni vencidos, y dialogado". En ese marco se fijaron varios objetivos políticos a medida que avance el proceso, como el fin de la doctrina Parot y los traslados a cárceles vascas; la legalización de Sortu; la "paralización de los juicios políticos, acosos o persecuciones", y el reconocimiento de todas las víctimas.

26-IX-11, agcs, lavanguardia