el Gobierno amaga informació sobre contaminació en aliments

En una actuació que il.lustra el dilema clàssic entre protegir la salut dels ciutadans o protegir els interesos d´un sector econòmic, els succesius governs d´Espanya han mantingut ocult durant més de set anys un informe que alertaba sobre l´excessiu contingut de mercuri a diferents espècies de peix. Després de veure´s obligat a difondre l´informe, el Gobierno ha actualitzat discretament les recomanacions sobre consum de peix en dones embarassades i en la població infantil.



Las nuevas recomendaciones, colgadas desde el 14 de abril en la web del Ministerio de Sanidad pero que no se anunciaron públicamente, aconsejan evitar totalmente el consumo de cuatro tipos de pescado a mujeres embarazadas o que dan el pecho y a niños menores de tres años. Los pescados afectados son el atún rojo, el emperador, el lucio y un tipo de tiburón (a veces vendido como cazón). Según adelantó el jueves el diario El País,también se recomienda que los niños de entre 3 y 12 años limiten el consumo de estos cuatro tipos de pescado a un máximo de cien gramos cada dos semanas (o 50 gramos por semana).

Estas recomendaciones se derivan del alto contenido en mercurio detectado en estos pescados. Dado que el mercurio es un tóxico que interfiere con el desarrollo del sistema nervioso, se aconseja evitarlo en las etapas en que se construye el cerebro al principio de la vida. También la Asociación Médica Americana, en Estados Unidos, recomienda evitar el consumo de los grandes depredadores marinos como el atún, el emperador y los tiburones durante el embarazo y la lactancia y en niños pequeños, ya que son los pescados que acumulan más contaminantes.



En España, la nueva recomendación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), que depende del ministerio de Sanidad, se basa en un estudio del Instituto Español de Oceanografía (IEO) que evaluó el contenido en contaminantes de algunas de las especies de pescado más consumidas. El ministerio de Medio Ambiente, que había encargado el estudio, recibió los resultados en diciembre del 2003, según informó ayer Enrique Pardo, científico marino de la oenegé Oceana. Pero el ministerio no lo hizo público. Desde entonces, cuatro ministras de medio ambiente han preferido tratar el informe como confidencial que considerarlo de interés público: Elvira Rodríguez del PP y Cristina Narbona, Elena Espinosa y Rosa Aguilar del PSOE.

Oceana, que solicitó el informe sin éxito al Gobierno en el 2007, llevó el caso a la Audiencia Nacional. La audiencia falló a favor de Oceana en el 2009 y ordenó al ministerio que hiciera públicos los resultados del IEO. Según la información facilitada por Oceana, la sentencia fue inicialmente recurrida por el Abogado del Estado, lo que retrasó la difusión de los datos, Posteriormente el ministerio facilitó a la oenegé un informe incompleto en el que se habían eliminado los resultados de los análisis de los pescados con más contaminantes. Finalmente, en marzo de este año, siete años y tres meses después de recibir los resultados del IEO, el ministerio acabó facilitando los datos a Oceana. Pocos días después, Sanidad actualizaba las recomendaciones de acuerdo con los datos que Medio Ambiente acababa de facilitar.



El sector pesquero, y partidos políticos que le son afines, han reaccionado agresivamente ante las nuevas recomendaciones de Sanidad de limitar el consumo de algunas especies de pescado. La Confederación Española de Pesca las ha calificado de "exageradas y alarmantes", informa Europa Press.

El Grup Balfegó, especializado en atún rojo, ha reclamado a la Aesan que excluya este especie de la lista de las que son potencialmente peligrosas. El partido gallego BNG acusó ayer a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, de haber creado alarma en el sector pesquero y los consumidores y solicitó su comparecencia en el Congreso para dar explicaciones. Y desde el PP, la ex ministra de Sanidad Ana Pastor, también gallega, pidió a Pajín que evite "falsas alarmas, confusiones y perjuicios contra el sector agroalimentario de nuestro país".

2-VII-11, J. Corbella, lavanguardia