abril 2009 (2)

DOS CONDENAS A MUERTE EN PUNTLAND (SOMALIA)
30 de abril de 2009: Dos hombres han sido condenados a muerte por homicidio en Puntland, estado autónomo de Somalia.
Se trata de Ahmed Mohamed Mohamud y Bashir Mohamed Isse, declarados culpables del homicidio del gobernador de la provincia de Karkar, Yasin Said Hussein.
El homicidio se produjo el 26 de abril de 2009 y se cometió a las puertas de Qardho, capital de la provincia.
Según la reconstrucción de los hechos –expuesta en nombre de los jueces por Sheikh Abdulkadir Nur Farah- cuatro hombres a bordo de un vehículo que transportaba droga abrieron fuego al encontrarse de frente con los guardaespaldas del exgobernador, quien resultó muerto. 

CONDENADO A MUERTE EN CISJORDANIA POR VENDER TERRENO A ISRAELÍES
28 de abril de 2009: Un tribunal de Hebrón, en Cisjordania, ha condenado a la horca a un palestino por haber vendido un terreno a ciudadanos israelíes.
Para la fiscalía, el imputado vendió un terreno que no le pertenecía, en la localidad de Beit Omar. 

TRES EJECUCIONES EN AHVAZ, IRÁN
28 de abril de 2009: Tres hombres han sido ahorcados recientemente en Ahvaz, Irán, por homicidio y tráfico de drogas. Lo ha publicado el diario Karoon, que identifica a los ajusticiados por homicidio como Ala H. y Mostafa Kh., ejecutados en el mes iraní de Farvadin (21 de marzo – 20 de abril). La identidad del tercer hombre no ha trascendido.
Fueron al menos 319 las personas ejecutas en la República Islámica en 2008. La pena de muerte está prevista para varios delitos, entre ellos el homicidio, el robo a mano armada, la violencia sexual, el tráfico de drogas, el adulterio, la apostasía y la sodomía.
El 18 de diciembre de 2008 Irán votó en contra de la resolución pro moratoria de ejecuciones capitales en la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

CUATRO CONDENAS A MUERTE POR ASOCIACIÓN CRIMINAL EN HO CHI MINH CITY, VIETNAM
27 de abril de 2009: Cuarto personas han sido condenadas a muerte en Vietnam en un juicio contra 20 miembros de una banda acusados de dos homicidios y diversos atracos, cometidos entre el 2004 y 2006.
Al término de cinco días de juicio, el Tribunal Popular de Ho Chi Minh City ha dictado cuatro condenas a muerte contra Huynh Van Hoa, de 40 años, tenido por el jefe de la banda, y de Tran Hai Trung, Nguyen Van Tuan y Yran Minh Phuong.
En 2005, Hoa habría dado muerte con una pistola a un hombre identificado como Dao Hung Cuong, mientras intentaba robarle la motocicleta.
Crecido en la calle desde los once años de edad, después de la detención de su padre y el suicidio de su madre, Hoa fue arrestado por primera vez a los doce años.
Uno de los otros condenados a muerte, Tring, habría matado en 2006, a un cierto Thai Hy Chen, cuando, junto con otros miembros de la banda, incluido Hoa, intentaba robarle.
En el mismo juicio otros tres elementos de la banda fueron condenados a cadena perpetua, y el resto a penas de prisión de uno a treinta años.
Para los inspectores, la banda realizaba sus golpes de noche casi siempre, incluidos hurtos en apartamentos y atracos en carretera, tras haberlos planificado con esmero.

CONDENA A MUERTE POR HOMICIDIO Y VIOLACIÓN EN JORDANIA
27 de abril de 2009: Un tribunal jordano ha condenado a un hombre a la horca tras declararle culpable del homicidio y violación de su primo.
El imputado –un camionero de 28 años- habría cometido los crímenes junto a la carretera que une las ciudades meridionales de Madaba y Karak, en 2007.
La víctima tenía 14 años.
Como ya ha informado ‘Que Nadie toque a Caín’ hay actualmente 45 presos encerrados en el corredor de la muerte jordano, la mayor parte declarados culpables de homicidio, violación de menores y crímenes contra la seguridad del estado.
La noticia ha aparecido la semana pasada en el diario de los Emiratos Árabes “The National”. 

CONDENADO POR TRÁFICO DE CANNABIS EN MALASIA
27 de abril de 2009: Un hombre ha sido condenado a la horca en Malasia por tráfico de cannabis, en concreto 551 gramos.
La sentencia contra Mohd Shuzairil Shamsuddin, camionero de 40 años, ha sido dictada por el juez Datuk Syed Ahmad Helmy Syed Ahmad del Tribunal Superior en aplicación de la Sección 39B (1)( a) de la Ley de Drogas Peligrosas de 1952.
El imputado habría sido hallado en posesión de la droga el 3 de julio de 2006 en la ciudad de Bandur Baru Ampang, en Selagor, uno de los 13 estados que componen la Federación Malaya.
“Tras haber escuchado las declaraciones de todos los testigos, entiendo que la fiscalía ha demostrado la culpabilidad del imputado más allá de toda duda razonable”, dijo el juez, concluyendo que “Sólo hay una pena posible: la de muerte”.
Fueron siete los testigos llamados a declarar por la fiscalía y dos los presentados por la defensa.
En Malasia hubo una ejecución en 2006, antes de aquélla las últimas ejecuciones se practicaron en el 2002.
En 2008 se efectuó al menos una ejecución. 

 

CHINA EJECUTA A UN NIGERIANO POR TRÁFICO DE DROGAS
23 de abril de 2009: Un ciudadano nigeriano ha sido ajusticiado en China por tráfico de drogas. Lo ha hecho público la embajada nigeriana en Pekín, que identifica al hombre como Chibuzor Vitus Ezekwem.
“La petición de conmutación de la sentencia se ha desestimado y la ejecución se ha efectuado según lo previsto por las leyes de la República Popular China”, hace saber la embajada.

EL TRIBUNAL SUPREMO INDIO CONFIRMA UNA CONDENA CAPITAL
22 de abril de 2009: El Tribunal Supremo indio ha confirmado la condena a muerte de un hombre, declarado culpable de seis “homicidios a sangre fría”.
Según los cargos, Antony, alias Antappan, natural del estado indio de Kerala, habría dado muerte a seis miembros de una misma familia con propósito de robo, para realizar su sueño de marchar a Arabia Saudí en busca de un mejor futuro. Para los jueces del Tribunal Supremo Arijit Pasayat y Lokeshwar Singh Panta “se trata de homicidios cometidos a sangre fría, planificados y realizados con precisión. Además el imputado, antes de alejarse de la escena de los crímenes, se cercioró de que las víctimas no presentasen ningún soplo de vida”.
En principio, la condena fue pronunciada por el tribunal del distrito de Ernakulam, uno de los 14 distritos en que se divide el estado meridional de Kerala, y después confirmada por el Tribunal superior del estado.
Los seis homicidios se cometieron durante la noche del 26 y 27 de enero de 2001. 

SUDÁN CONDENA A MUERTE A ONCE REBELDES DE DARFUR
22 de abril de 2009: Un tribunal de Sudán ha condenado a la horca a once militantes del Movimiento para la Justicia y la Igualdad (JEM), grupo rebelde de Darfur, en relación al ataque del 2008 contra Jartum.
El tribunal les ha declarado culpables de varios delitos, intento de golpe de estado inclusive, y de destrucción de bienes públicos.
El tribunal ha derivado a otro imputado al tribunal de menores, mientras que para otro se ha dispuesto la recuperación en un hospital psiquiátrico.
Llegan por lo menos a sesenta los militantes del JEM condenados a muerte hasta ahora por el ataque contra Omdurman, ciudad gemela de la capital, Jartum, ocurrido en mayo de 2008.
Tras la lectura de la sentencia, que efectuó el juez Samis Din Ismail, los imputados corearon eslóganes, denunciando ser víctimas de una injusticia.
El tribunal ha concedido a la defensa una semana para presentar recurso.
El abogado defensor Adam Bakr ya ha dicho que presentará recurso, aunque exponiendo que el término de una semana ha de considerarse insuficiente e ilegítimo.
El año pasado las Naciones Unidas expresaron su preocupación por los juicios celebrados en los tribunales especiales creados para este caso, requiriendo a las autoridades sudanesas la abolición de la pena de muerte.
Para los abogados de la defensa se trata de tribunales inconstitucionales, que no respetan los derechos inherentes de los imputados.
Según la ONU han sido unas 300.000 las personas muertas desde que, en febrero de 2003, la minoría étnica de Darfur se levantó contra el gobierno árabe de Jartum. 

MALASIA: CONDENADOS A LA HORCA POR TRÁFICO DE CANNABIS
22 de abril de 2009: Dos ciudadanos tailandeses han sido condenados a la horca en Malasia por el tráfico de 18,754 kilos de cannabis.
Las dos condenas capitales –refiere la agencia de prensa oficial Bernama- se han dictado contra Sureeya Wuttisat, de 45 años, y Asan Tong, de 47, por el juez Abdul Halim Aman del Tribunal Superior de Pahang, estado central de la federación malaya.
Los dos hombres, naturales de la provincia tailandesa de Narathiwat, fueron detenidos el 24 de abril de 2004 por la policía cerca de una estación de servicio Esso de Bentong, en Pahang, y fueron hallados en posesión de la droga, que escondían en su coche.
Se les ha condenado en base a la Ley de Drogas Peligrosas de 1952, sección 39 B, que impone la pena capital sin alternativa para tráfico de drogas.
En Malasia, tras la condena dictada por el Tribunal Superior, cabe recurso al Tribunal de Apelación, y, en caso de que se desestime, al Tribunal Federal. Si tampoco éste lo estima, un condenado puede finalmente dirigirse a la Comisión Estatal para la Gracia. Sólo el rey tiene la potestad de conmutar las sentencias de muerte.
En 2006 se produjo una ejecución, antes de aquella las últimas ejecuciones se practicaron el 27 de diciembre de 2002, cuando tres hombres fueron ahorcados el mismo día en la prisión central de Kajang. Otra persona había sido ahorcada en enero del mismo año.
En 2008 ha sido efectuada al menos una ejecución. 

45 PRESOS EN EL CORREDOR DE LA MUERTE DE JORDANIA
21 de abril de 2009: Son 45 los condenados que se hallan actualmente en el corredor de la muerte de Jordania, la mayor parte juzgados culpables de homicidio, violación de menores y crímenes contra la seguridad del estado.
Aparece la noticia en el diario de los Emiratos Árabes “The National”, añadiendo que la eventual abolición en Jordania de la pena capital para crímenes contra la seguridad del estado no comprendería a detenidos con condenas firmes.
Entre las cinco mujeres detenidas en el corredor de la muerte jordano –se lee en el artículo- hay una mujer iraquí, Sajeda Atrous Rishawi, que participó en una misión suicida fallida contra un hotel de Amman en 2005, parte de una serie de atentados con explosivos que causó la muerte a 60 personas y centenares de heridos.
Rishawi, que fue detenida cuatro días después de los atentados y condenada a muerte en septiembre de 2006, se encuentra en la actualidad en la cárcel para mujeres de Jwiadeh.
El abogado de Rishawi, Hussein Masri, ha dicho que la mujer ha presentado solicitud de gracia al rey jordano Abdallah.

MÁS CONDENAS POR LAS REVUELTAS DE LHASA, TÍBET
21 de abril: Un tribunal chino ha condenado recientemente a muerte a un tibetano, con dos años de suspensión de la pena, y a otros dos a largas penas de prisión por prender incendios que causaron la muerte de seis personas, durante las revueltas de Lhasa de marzo de 2008.
La noticia ha aparecido en los medios de comunicación chinos, que identifican al condenado a muerte por el Tribunal Popular Intermedio de Lhasa como Penky, residente en el distrito de Sagya, y a los otros dos como Penky, residente en el distrito de Nyinmo, condenado cadena perpetua, y Chimed, condenado a diez años de reclusión.
Los tres fueron declarados culpables de incendio doloso.
El pasado 8 de abril el mismo tribunal condenó a muerte a dos personas, otras dos a muerte con suspensión de la pena por dos años y otra a cadena perpetua, declarándoles culpables de incendio doloso con resultado de muertes. Estos cinco tibetanos habrían incendiado cinco comercios en Lhasa, causando la muerte a siete personas, durante las revueltas el 14 de marzo de 2008. La condena capital con suspensión se conmuta normalmente por cadena perpetua al término de los dos años. 

YEMENÍ DECAPITADO POR HOMICIDIO EN ARABIA SAUDÍ
21 de abril de 2009: Un ciudadano yemení ha sido decapitado en Arabia Saudí por el homicidio de un joven saudí, cometido con arma de fuego.
Lo ha hecho público el ministerio del Interior, según el cual Abbas bin Alí bin Abdullah habría matado al muchacho tras haberle hecho proposiciones. La decapitación se ha llevado a efecto en la ciudad portuaria de Jazan, al suroeste del país. 

CONDENADA A MUERTE POR ENVENENAMIENTO MASIVO EN JAPÓN
21 de abril de 2009: el Tribunal Supremo japonés ha confirmado la pena de muerte, impuesta en primer grado, para una mujer de 47 acusada de causar la muerte de cuatro personas e intoxicar a otras 63 envenenando un caldero de curry con arsénico, durante una fiesta de barrio en el verano de 1998.
La mujer, llamada Masumi Hayashi, se ha declarado siempre inocente, manteniendo que tiene “una reconstrucción de los hechos propia” y “elementos válidos” sobre la verdadera identidad del autor de la “matanza del curry”, ocurrida en la ciudad occidental de Wakayama.
El tribunal ha calificado el crimen de ‘innoble y cruel’, subrayando la grave responsabilidad de la imputada incluso para con la sociedad japonesa, que resultó profundamente estremecida por los hechos.
El caso ha causado discusiones durante años no sólo por la brutalidad del gesto homicida, sino también por la ausencia de pruebas irrefutables que demostrasen la culpabilidad de la imputada: hasta hoy, en efecto, quedan dudas tanto acerca de la responsabilidad efectiva de la mujer en el delito, como de su móvil, que la fiscalía explica por el deseo de venganza contra la comunidad local, de la cual Hayasi habría sido apartada. 

AHORCADO POR VIOLACIÓN EN ISFAHAN, IRÁN
19 de abril de 2009: Un hombre ha sido ahorcado en Irán por el secuestro y violación de una muchacha ocurrido en 2003.
Da cuenta de ello el periódico Etemad, que identifica al ajusticiado como Habib B., de 23 años.
El ahorcamiento ha tenido lugar en una cárcel de Isfahan, ciudad de la zona central del país.
Otros dos hombres, declarados culpables de complicidad en el secuestro y de ‘actos inmorales’ con la chica, aunque no de violencia carnal, fueron condenados cada uno a quince años de reclusión y a 99 latigazos.
Según el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán, grupo de oposición al régimen de los mullahs, se ha dado muerte en el país a más de cien personas desde el comienzo de 2009.
Fueron al menos 319 en 2008.
El 18 de diciembre de 2008 Irán votó en contra la propuesta de resolución pro moratoria de ejecuciones capitales en la Asamblea general de las Naciones Unidas.

SE SUSPENDE EN IRÁN EL AHORCAMIENTO DE DELARA DARABI
19 de abril de 2009: El jefe de la magistratura, el ayatollah Mahmud Hashemi Shahrudi, ha suspendido temporalmente el ahorcamiento de Delara Darabi, una muchacha condenada a muerte por un homicidio cometido a los 17 años.
Lo refiere el diario Etemad, precisando que Delara debería haber sido ejecutada mañana.
Shahrudi ha suspendido la ejección “por un período de tiempo limitado”, subraya el diario, para dar lugar a la familia de la víctima a reflexionar sobre la petición de perdón presentada por los padres de Delara, quienes en fechas pasadas pidieron a Shahrudi su intervención.
Según la ley islámica en vigor en Irán, un condenado a muerte por homicidio puede salvar la vida sólo si los familiares de su víctima conceden el perdón, aceptando una indemnización en dinero (‘dieh’).
El periódico no aclara por cuánto tiempo estará la ejecución en suspenso. En el pasado, sin embargo, el propio ayatollah Shahrudi ordenó el aplazamiento de ejecuciones de otros menores responsables de homicidio semanas o meses, ejerciendo durante ese tiempo presiones sobre los parientes de sus víctimas para que concediesen el perdón.
Delara fue declarada culpable de haber dado muerte en 2003, con fines de atraco, a un pariente con la ayuda de su chico, condenado por ello a diez años de reclusión.
Tras su detención la muchacha habría confesado la ejecutora material del crimen, pero durante el juicio denegó toda responsabilidad, atribuyendo al joven los golpes.
Los padres de Delara, en una carta publicada ayer por Etemad, reconocieron la culpabilidad de su hija, pidiendo el perdón para ella. 

EL PARLAMENTO SOMALÍ APRUEBA LA INTRODUCCIÓN DE LA SHARÍA
18 de abril de 2009: El parlamento somalí ha aprobado por unanimidad la propuesta del gobierno de adoptar en el país la ley islámica o sharía.
“Los 343 parlamentarios presentes en la sesión aprobaron la proposición, con lo que la ley islámica pasa a ser la ley de nuestro país”, ha declarado Osman Elmi Boqore, vicepresidente de la Asamblea Legislativa, tras la finalización del voto a mano alzada.
La votación se realizó en presencia de importantes clérigos islámicos.
Los grupos armados de oposición reclamaban que la ‘sharía’ se convirtiese en la única ley de Somalia, y el gobierno del presidente Sharif Sheikh Ahmed, islamista moderado, tras su formación a principios del año en curso, prometió incorporarla en un intento de iniciar una reconciliación nacional.
Diferentes grupos de oposición, en particular los extremistas islámicos de Al-Shabaab, ya han etiquetado la decisión del parlamento como “conspiración contra los combatientes islamistas y su causa”.

EN GEORGIA, EE.UU., EL TRIBUNAL FEDERAL DE APELACIÓN DENIEGA EL RECURSO DE TROY DAVIS
17 de abril de 2009: Negándole la posibilidad de un nuevo juicio, el Tribunal de Apelación de la 11ª circunscripción de Atlanta, en Georgia, rechazó por dos a uno el recurso de Troy Davis, de 40 años, acusado de la muerte de un policía blanco en 1989.
Se trata de un caso complejo, resumible en el hecho de que casi todos los testigos del primer juicio han retirado desde entonces las acusaciones contra Davis, señalando en su lugar a otra persona como culpable, pero los recursos basados en estas novedades surgidas recientemente se rechazaron por problemas de forma, que parecen impedir un verdadero reexamen de la cuestión.
Davis fue condenado a muerte en 1991 por el homicidio del policía Mark Allen McPhail ocurrido en agosto de 1989 durante una riña. Según sus defensores, habría sido “placado” por colegas de la víctima. El arma homicida no ha sido encontrada nunca ni hay otras pruebas “físicas” que relacionen a Davis con el homicidio. Una serie de testigos oculares identificaron a Davis, quien, tras proclamar durante largo tiempo su inocencia, al final del juicio confesó, con la esperanza, explicó luego, de obtener al menos atenuante bastante para no ser condenado a muerte. Tras el juicio, la hermana de Davis, Martina Correia, buscó a los testigos “civiles”, y ente 1999 y 2003 obtuvo de siete de ellos una declaración jurada en la que retiran sus testimonios, alegando a menudo haber sido “forzados” por la policía. Otros tres testigos no oídos en aquella ocasión, por su parte, declararon bajo juramento haber recibido confidencias de una persona que podría ser el verdadero culpable del homicidio.!
Los nuevos testimonios indican como probable responsable a Sylvesre “Red” Coles, un blanco, y, sobre todo, uno de los dos testigos oculares que no se han retractado. Estos testimonios se han empleado para recursos ante el tribunal del estado, el Tribunal Supremo del estado y el Tribunal de Apelación de la 11ª Circunscripción. Los recursos se han desestimado todos por cuestiones de procedimiento, manteniendo sustancialmente que había defectos de procedimiento en los plazos y en las formas en que se han obtenido y presentado los nuevos testimonios, y que versaban además sobre partes del juicio contra las que el imputado ya había recurrido anteriormente. Una explicación parcial del empantanamiento procedimental es la entrada en vigor, en 1966, de la Antiterrorism and Effective Death Penalty Act (conocida como AEDP), una serie de leyes especiales emanadas del parlamento de EE.UU. tras el atentado de Oklahoma City y ratificadas por el residente Clinton. Para adecuarse a esas ley! es Georgia emitió rápidamente leyes muy similares, que ponen límites a los recursos que pueden presentarse por los condenados por delitos capitales. La coincidencia de las leyes estatales y federales ha llevado tanto al Tribunal Supremo de los EE.UU. como al del estado a rechazar los recursos de inconstitucionalidad presentados por los defensores de Davis. Uno de los tres jueces que han discutido el caso quiso formalizar su rechazo. La juez Rosemary Barkett, al votar contra la desestimación del recurso, afirmó: “El concepto de castigar a un imputado inocente con la pena de muerte simplemente porque no ha presentado sus recursos de forma adecuada es draconiano. En esos casos en los que un imputado puede presentar elementos concretos de lo que podría ser un caso real de inocencia no se puede estar a la aplicación inflexible de la Effective Death Penalty Act, y debería permitírsele presentar una segunda serie de recursos, y aun series sucesivas”.
En los últimos años han expresado su solidaridad con Davis el ex presidente Jimmy Carter, Desmond Tutu, el Parlamento Europeo y el Partido Radical Noviolento.

LOS DIEZ CONDENADOS A MUERTE DE DARFUR (SUDÁN), VÍCTIMAS DE JUICIOS INICUOS
16 de abril de 2009: La Organización Sudanesa de Derechos Humanos (SHRO) ha criticado a los tribunales del país por las continuas condenas capitales dictadas como conclusión de parodias de juicio, reclamando a las autoridades competentes nuevos juicios para los diez militantes del JEM condenados a muerte recientemente.
“Las condenas capitales dictadas contra los diez miembros del Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM) se han basado en motivos políticos”, denuncia la organización, con sede en El Cairo.
“Los juicios han estado viciados por la condena previa de los imputados por parte de los medios de comunicación gubernamentales y por las presiones practicadas por la Seguridad, con olvido del derecho a un juicio público y a la asistencia legal. La denuncia de torturas infligidas a los imputados por las fuerzas gubernamentales se ha ignorado ilegalmente por el tribunal, tanto en la fase preliminar como durante el juicio, y el número de días disponibles para la presentación de recursos resulta inadecuado”.
“Reclamamos con energía al gobierno de Sudán la abolición de la pena de muerte, que se ha empleado desmesuradamente en los juicios entablados en particular contra grupos étnicos de Darfur de origen africano”.
“Además –prosigue la SHRO¨- requerimos a la magistratura sudanesa que se muestre independiente, de acuerdo con la Constitución Interina del país, y nuevos juicios para los imputados de Darfur, sometidos por voluntad del gobierno a juicios a puerta cerrada de cuño militar”.
Los diez militantes del JEM, grupo rebelde de Darfur, fueron condenados a muerte el 15 de abril por el ataque contra la ciudad de Omdurman, ocurrido en mayo de 2008.
Fueron declarados culpables de ataque terrorista, intento de golpe de estado, destrucción de bienes públicos y tenencia ilícita de armas.
El tribunal especial les concedió una semana para presentar recurso.