diputats del PSC votaran per primera vegada diferent dels del PSOE al Congreso

En el Debate sobre el estado de la Nación, els socialistes catalans trencaran avui la disciplina de vot del grup socialista en el Congreso. Si al final es consuma l'amenaça, perque advertències n'hi ha hagut i moltes en el passat, serà la primera vegada en més de trenta anys de matrimoni entre els partits germans que el PSC es desmarqui dels seus companys del PSOE. La decissió provocarà una nova crisi al si del socialisme i durà conseqüències molt greus.

El alcance es impredecible, porque a ambos partidos les unen intereses muy fuertes, sobre todo desde el punto de vista electoral, pero desde hace meses cada vez son más las voces dentro del socialismo español que piden una fractura con el PSC. De la misma manera que en el PSC los sectores más catalanistas claman por romper amarras con las siglas estatales.

La fricción viene de lejos y se produce por la reclamación del PSC de tener grupo propio y sobre todo por el discurso que mantienen los socialistas catalanes en el debate separatista, en el que son partidarios de que Cataluña celebre una consulta, eso sí, legal y acordada con el Gobierno central, planteamiento que ha sido rechazado de forma contundente por Rubalcaba y el PSOE. Éste será, precisamente, el punto en el que hoy saltarán chispas en el Congreso cuando los 14 diputados del PSC aprieten el botón del sí para votar una resolución de CiU que insta al Gobierno a "iniciar el diálogo" con la Generalitat para la celebración de una consulta soberanista en Cataluña. El PSC, según anunció Navarro, votará a favor por "coherencia", ya que el texto es similar a la reivindicación que llevaba en su programa electoral y es diferente a la declaración independentista que aprobó el Parlament y a la que se opusieron los socialistas catalanes. Desde el PSOE, que negociaban a contrarreloj para tratar de evitar el desmarque, replicaron que la iniciativa "no ayuda para nada a Cataluña".

Perfil propio

En el PSC, formación independiente aunque asociada al PSOE, llevan semanas tensando la cuerda porque creen que ha llegado el momento de cristalizar una vieja aspiración de tener grupo propio en el Congreso. O por lo menos de contar con una mayor visibilidad en el Parlamento español, donde en estos momentos tienen 14 diputados de los 110 que posee el PSOE, y poder votar diferente los temas que sean de agenda política catalana, como es el de hoy. Ambos partidos llevan meses negociando un nuevo protocolo de relaciones, pero la rúbrica se ha pospuesto 'sine die'. El PSC, que atraviesa un momento muy delicado por el fuerte retroceso electoral, los casos de corrupción y de espionaje y por riesgos de escisión del ala más catalanista, que discuten el liderazgo a Navarro, considera que la voz y el voto propios en el Congreso son fundamentales para su futuro como formación. Así podría marcar perfil propio y no tener que estar escuchando siempre que está supeditado al PSOE.

Al margen de que la amenace se consume, lo que está por ver también es cuántos de los catorce diputados seguirán la directriz de la dirección del PSC. Sobre todo es una incógnita saber qué hará su parlamentaria más destacada, Carme Chacón, que se ha mostrado muy crítica con el derecho a decidir.

26-II-13, C. Reino, abc

ndr: Carme Chacón seguirà la disciplina de partit... del PSOE. Posant l'escó a disposició del Secretari General... del PSC. 26-II-13, TN TV3.