"El Partido Radical necesita abrir nuevos frentes en Europa para sobrevivir", entrevista a Marco Pannella, X-86

"El Partido Radical necesita abrir nuevos frentes en España y en otros países europeos para sobrevivir" manifestó ayer el eurodiputado Marco Pannella en una conferencia de prensa celebrada en la oficina que el Parlamento Europeo tiene en Madrid. El dirigente radical señaló también que la única forma de combatir el terrorismo es "alzando la bandera de la libertad, del derecho, y de la tolerancia", ya que "la muerte del violento sólo engendra más violencia".

Marco Pannella, al responder a una pregunta sobre la efectividad de las últimas medidas adoptadas en Europa contra el terrorismo, manifestó que la única manera de combatirlo es "alzando la bandera de la ley, del derecho, de la libertad, de la tolerancia que destruye la violencia en el violento, ya que la acción militar o policial y la muerte del violento sólo engendran más violencia".La no violencia es precisamente uno de los principios básicos del Partido Radical, en opinión del dirigente radical italiano. Calificó también al radicalismo como un "socialismo humanitario, libertario y antifascista" que tiene como padrenuestro, en palabras de Panella, el verso de García Lorca "Que se cumpla la voluntad de la tierra, que da frutos para todos".

Pannella se encuentra en Madrid para impulsar la creación del frente español del Partido Radical, antes de que en su congreso del próximo día 29 decida en Roma el cese de actividades si no se ha alcanzado la cifra de 10.000 afiliados a nivel europeo. En la actualidad, los radicales italianos son cerca de 3.000. Junto a él compareció ante los periodistas el cantante ¡tábano Franco Battiato, que se ha sumado al Partido Radical, aunque matizó que su adhesión es a Marco Pannella. "Los buenos propósitos de los partidos no cuentan, sino los de las personas" dijo.

El dirigente radical considera que con el número de afiliados actuales su formación, política no puede realizar las prestaciones civiles y política que han jalonado hasta ahora la actuación de su actividad política italiana: el divorcio, el aborto, la objeción de conciencia, la lucha por las líbertades civiles y contra el hambre en el mundo. Manifestó que su formación política se ha visto sometida a lo que calificó de "sabotaje" en los medios de comunicación italianos, especialmente en la televisión estatal italiana, la RAI, "en cuyos salones, auténticos burdeles políticos, se hace la política italiana".

Durante su encuentro con los periodistas, Pannella reiteró una y otra vez la necesidad de romper ese cerco informativo. Hizo incluso un llamamiento a los asistentes para que se inscribieran en el Partido Radical.

"El marco italiano se nos ha quedado estrecho. Hemos sido víctimas, como otras fuerzas sociales, de auténticas violaciones de la ley y de la Constitución, de las reglas del juego y de la moral y ética políticas", señaló.

Manifestó que por sus estatutos el Partido Radical no es italiano, sino que está abierto a toda Europa, cuyo marco legal brinda mejores perspectivas de actuación. "Italia es un solo frente; por eso, como en la guerra, necesitamos nuevos frentes, un espacio europeo para sobrevivir", añadió. Refiriéndose a la aspiración de unos Estados Unidos. de Europa,, dijo que el padre de esta idea, el desaparecido eurodiputado italiano Altiero Spinelli -independiente elegido en las listas del Partido Comunista-, .creyó en la necesidad, para Europa, de la locura radical".Consideró crucial que en España se consigan,. antes del próximo día 29, 500 inscripciones, por las repercusiones que ello tendría en Italia, Holanda, Grecia y otros países europeos. Dijo que para ello era suficiente pagar la cuota anual de 14.600 pesetas -"40 pesetas diarias"-, y dio la dirección del Partido Radical en Roma para formalizar la adhesión. A este respecto negó que eso supusiera una especie de imperialismo. "No tenemos una sede aquí, por el mero hecho de que no tenemos in.scritos aún", aclaró. Dijo que los radicales admiten la doble militancia, para añadir que "se sentiría feliz si Felipe [González] coge el carné [radical], o Alberti o Suárez".

A la pregunta de si había mantenido contactos con alguna fuerza política española para la creación del Frente Radical, Pannella informó que, aunque se ha entrevistado con Adolfo Suárez -"que se ha mostrado muy interesado en comprender nuestras´ consideraciones"- y con Ramón Tamammes -"hemos encontrado ciertas síntonías"-, busca en su campaña "convicciones personales, no de grupos". Reconoció, no obstante que habían encontrado "puntos de referencia en Izquierda Unida".

El dirigente radical se mostró agradecido al afecto que ha recibido siempre en España. Recordó su encuentro con Torcuato Fernández Miranda, cuando era "presidente de las Cortes franquistas" y le convenció para que se aplazase el juicio a los objetores de conciencia españoles, "a pesar del veto del capitán general de Cataluña". "Había entonces 1.000 objetores en espera de juicio, con lo que ahorramos 5.000 o 6.000 años de cárcel".

2-X-86, elpais