"Manifiesto sobre la reforma legislativa que introducirá limitaciones al ejercicio de la justicia universal", HRW

Más de 300 organizaciones pro derechos humanos y de profesionales del derecho se han unido para protestar en contra de las recientes propuestas de reforma legislativa en España destinadas a limitar el alcance del ejercicio de la jurisdicción universal de este país. La Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDH), Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW), la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Unión Progresista de Fiscales y Jueces para la Democracia, entre otras organizaciones, presentaron su desacuerdo en un manifiesto dado a conocer el día de ayer.

Manifiesto sobre la reforma legislativa
que introducirá limitaciones
al ejercicio de la justicia universal

Las recientes propuestas acordadas entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP) para modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial limitarían a los magistrados españoles a trabajar sólo en los casos que tengan una conexión con este país. Esto sucedería cuando existan víctimas españolas o cuando los presuntos perpetradores de un delito se encuentren en España y, en todo, cuando en el país donde se cometieron los delitos no se haya iniciado una causa penal efectiva.

La legislación española se ha caracterizado por sus importantes aportaciones a la justicia internacional, brindando resarcimiento a las víctimas de abusos de derechos humanos cuando no han sido capaces de encontrar justicia en sus propios países. “El arresto de Pinochet en Londres, en base a la jurisdicción universal española, ayudó a liberar la justicia chilena para que pudiera conocer los crímenes de la dictadura y así completar la transición democrática en Chile”, afirmó Reed Brody, consejero jurídico de Human Rights Watch.

Reed Brody enfatizó que la importancia de la ley española de competencia universal en la lucha global por los derechos humanos sigue siendo menester. Para ejemplificar su argumento Brody explicó que activistas estadounidenses buscan actualmente persuadir al presidente Obama para que los crímenes de tortura cometidos por el gobierno anterior no queden impunes. “Yo puedo dar testimonio de la importancia de los casos iniciados aquí en España sobre Guantánamo para el debate en Estados Unidos en torno a las responsabilidades de los arquitectos de la política de maltratos y torturas en la llamada guerra contra el terror”, afirmó.

El grupo de organizaciones subrayó, en voz de Reed Brody, la creciente pérdida de credibilidad del sistema actual de justicia internacional al experimentar un doble rasero, enfocándose con mayor ímpetu a los dirigentes del Sur, mientras que se muestra impotente contra los más poderosos.

"Si para muchos España está simbolizada por los equipos de fútbol, por Cervantes o por el Prado, para las víctimas y para los defensores de derechos humanos a través del mundo, España se ha convertido en una referencia en la lucha internacional contra la impunidad. Desde el caso Pinochet, España ha sido sinónimo de justicia. No nos decepcionen", finalizó Brody.

4-VI-09, hrw