(la R˙ssia de Putin:) a dos anys de l┤assassinat d┤Anna Politk˛vskaya

(veure també opinions > referents > d'Anna Politkòvskaya)
(veure també bibliografia > referents > Anna Politkòvskaya)

Varios cientos de personas se congregaron ayer bajo la lluvia en el centro de Moscú para conmemorar los dos años del asesinato de la periodista Anna Politkovskaya. La revista Novaya Gazeta,en la que esta trabajaba desde 1999, había instalado una réplica de su tumba, con una placa de mármol en la que reproducían cinco agujeros de bala.

Miembros de la oposición política rusa, el ex primer ministro Mijail Kasianov, Boris Nemtsov y el ajedrecista Gari Kasparov, depositaron flores mientras el hijo de la asesinada, Ilia, señalaba la importancia de mantener viva esta conmemoración. El aniversario casi coincide con la apertura del juicio a cuatro sospechosos del asesinato, que se producirá el próximo día 15.


'justícia per a Anna Politkòvskaya'
per la creació d'una comissió internacional
d'investigació del seu assassinat
succeït el 7 d'octubre de 2006

signa
en suport de la campanya
clicant la imatge

Los sospechosos son Serguei Jadzhikurbanov, ex oficial de la brigada contra el crimen organizado de la policía de Moscú, los hermanos Ibrahim y Dzhabrail Majmudov, y Pavel Ryaguzov, oficial del FSB (ex KGB), que podría ser quien facilitó la dirección de Politkovskaya. Faltan, sin embargo, los dos elementos principales del caso: el autor material y el que ordenó el asesinato.

Los asistentes a la ceremonia de ayer portaban ejemplares del último número de Novaya Gazeta,que trae a Politkovskaya en la portada, y, mucho más importante, una entrevista con el juez instructor Petros Garibian, quien reconoce el trasfondo "político" del crimen. Garibian critica que, a petición de los abogados, el caso sea visto en el Tribunal Militar de la región de Moscú por un jurado popular, y pide a sus miembros que no se dejen manipular por la defensa.

Según este prestigioso magistrado de la fiscalía, la cámara de seguridad del edificio donde residía la periodista muestra que los asesinos entraron en él varias veces semanas antes, e incluso una vez uno de ellos sujetó la puerta a Politkovskaya cuando ella entraba. Se trata de un tercer hermano Majmudov, Rustam, de quien se sospecha que pudo ser el autor de los disparos y contra el que hay cursada una orden internacional de busca y captura.

El director de Novaya Gazeta,Dimitri Muratov, denunció que aún no se haya identificado a los autores intelectuales del crimen y pidió que se esclarezca la presunta implicación de las fuerzas de seguridad. Politkovskaya dijo en varias ocasiones haber recibido amenazas de muerte de los servicios secretos, el ejército y otros organismos de seguridad del Estado, y su asesinato fue perpetrado cuando preparaba un artículo sobre las torturas sistemáticas en Chechenia, que fue publicado cinco días después.

El presidente de la Unión de Periodistas, Vsevolod Bogdanov, recordó ayer que, desde la caída de la URSS, en Rusia han muerto casi 300 reporteros y que únicamente un 15% de los casos se ha esclarecido.

8-X-08, corr/agcs, lavanguardia