xits talibans a la guerra afgana

Soldados afganos e internacionales buscaban ayer a unos 900 prisioneros que escaparon de una de las principales prisiones de la ciudad de Kandahar, en el sur del país, después de que los talibanes la tomaran al asalto. "Fue un ataque sin precedentes", dijo el ministro de Justicia, Mohamed Qasim Hashimzai, quien señaló que unos 400 de los reos huidos son talibanes.

En la noche del viernes, un conductor suicida embistió las puertas de la cárcel con un camión cargado de explosivos. Varias decenas de talibanes - unos 80, al parecer- armados con lanzagranadas y fusiles irrumpieron en el recinto y liberaron a los prisioneros. Siete policías, tres presos y un civil murieron en el tiroteo.

Algunos comandantes talibanes de alto rango estaban entre quienes lograron escapar, dijo un político de Kandahar, ciudad que es cuna y bastión de los talibanes.

Qari Mohamed Yusuf, un portavoz talibán que habló con la agencia Reuters por teléfono desde una ubicación no revelada, dijo que todos los talibanes liberados habían llegado a "destinos seguros". El ejército de Estados Unidos había entregado un número no especificado de supuestos talibanes a custodia afgana, según un acuerdo que implica transferir a todos los prisioneros afganos en manos de los estadounidenses.

El Gobierno afgano investiga si los asaltantes contaban con cómplices entre las autoridades locales. Según el jefe del consejo provincial de Kandahar, Ahmad Wali Karzai - hermano del presidente Hamid Karzai-, unos 390 talibanes lograron escapar, mientras que del resto de los presos sólo quedan 200 en la cárcel. "Todo pasó en entre quince y veinte minutos", dijo Karzai.

Kandahar y la vecina provincia de Helmand son dos regiones donde la insurgencia se ha hecho fuerte, y la primera constituye uno de los principales puntos de la ruta del opio. Los atentados suicidas y los ataques talibanes son muy frecuentes. En la provincia occidental de Farah, cuatro soldados estadounidenses murieron ayer en una operación contra los insurgentes.

14-VI-08, agcs, lavanguardia