dossier actualitat Tibet i els JJOO de Pekin (5)

veure dossier general d'actualitat Tibet: la hipocresia (el 2008, olímpica) de tots
i anteriors:
- dossier actualitat revolta tibetana 2008 (4)
- dossier actualitat revolta tibetana 2008 (3)
- dossier actualitat revolta tibetana 2008 (2)
- dossier actualitat revolta tibetana 2008 (1)

- notícies en ordre cronològic invers -

25-IV-08, ap, lavanguardia: La antorcha olímpica recorrió ayer la capital australiana aclamada por miles de personas que portaban banderas chinas y entre grandes medidas de seguridad, sin que se produjeran incidentes de consideración. La policía detuvo a seis personas (una de ellas por quemar una bandera china) y un avión escribió "Tíbet libre" en el cielo. Un manifestante se sentó con las piernas cruzadas ante un relevista, pero fue retirado rápidamente por la policía sin que se detuviese el relevo. Los organizadores calificaron de "éxito aplastante" el acto, durante el cual 80 relevistas portaron la antorcha durante 17 km.

20-IV-08, agcs, lavanguardia: El recorrido de la antorcha olímpica por Bangkok finalizó ayer sin incidentes de importancia. La policía, por una parte, y los manifestantes pro-China, por otra, lograron minimizar la presencia de unos cientos de activistas en favor de Tíbet.

18-IV-08, J.J. Baños, lavanguardia: La antorcha de los Juegos de Pekín ha brillado apenas para un petit comité durante su paso por el subcontinente indio. Anteayer, en Islamabad, el miedo a atentados relegó el recorrido olímpico a un estadio deportivo, presidido por Pervez Musharraf. Pero aún más temor provocaron en Nueva Delhi algunos cientos de monjes budistas y jóvenes tibetanos dispuestos a boicotear el trayecto indio de la llama, ya muy reducido.

Nada menos que 15.000 policías y 170 empresas de seguridad fueron empleados para acordonar los 2,3 km que van del palacio presidencial a la Puerta de India, para impedir que los aspirantes reventaran el acto. Así, todo fue como una seda - para alivio de los anfitriones, entre los que no se contaban ni la presidenta ni el primer ministro-, mientras millones sufrían atascos y desvíos al no poder cruzar el centro. El celo organizativo tiene que ver con la voluntad de no provocar a China, pero también de agradar al COI, ya que Nueva Delhi es un serio aspirante a los Juegos del 2020.

Pese al dispositivo, varias decenas de jóvenes intentaron burlar la vigilancia. Como Lhakpa, empleado de una ONG: "En mi grupo éramos cincuenta y soy el único que ha escapado. Espero que los suelten pronto; a veces tardan 14 días". Lhakpa pertenece al Movimiento Rebelde del Pueblo Tibetano, cuyo lema es "alzarse, resistir, regresar". En la madrugada de ayer fracasaron también sus intentos de bloquear un acceso al aeropuerto, de tomar el hotel donde se custodiaba la llama y de ganar el palacio presidencial.

Ellos son la alternativa radical del Comité de Solidaridad que desde hace un mes ha tomado Jantar Mantar, el protestódromo de Delhi. Allí, decenas de tibetanos se relevan en una huelga de hambre contra "el genocidio cultural". Ayer se practicó otro tipo de relevo: el de la antorcha alternativa, que dos mil tibetanos acompañaron desde el memorial Gandhi, en un recorrido más largo, multitudinario y festivo que el hermético acto oficial. "Queremos demostrar que no estamos en contra de los Juegos, sino de la represión china", explica Dorjee Wangdi, miembro del parlamento tibetano en el exilio, con sede en Dharamsala.

En el punto de llegada, cientos de jóvenes con banderas tibetanas escuchan discursos junto a un mural que reproduce el palacio de Potala...

Tolerancia cero con los tibetanos. Es la consigna de la policía nepalí, que ayer detuvo a más de 500 exiliados tibetanos que se manifestaban ante la embajada china en Katmandú. Los maoístas, que acaban de ganar las elecciones en Nepal, han criticado las protestas tibetanas y han expresado su admiración por Mao.

17-IV-08, efe, lavanguardia: Miles de policías y efectivos militares fueron desplegados ayer en Islamabad para salvaguardar el relevo de la antorcha olímpica, que concluyó sin ningún incidente. El comité olímpico nacional decidió modificar el recorrido y limitar la celebración a una ceremonia a puerta cerrada en el estadio Jinnah, en el centro de la capital pakistaní, para evitar posibles atentados islamistas. Musharraf, fiel aliado de China, dijo que "la llama olímpica simboliza el espíritu global de armonía, a través del cual se conseguirá la grandeza".

 Angela Merkel i el Dalai Lama

14-IV-08, I. Ambrós, lavanguardia: La canciller alemana Angela Merkel considera que no hay que boicotear los Juegos Olímpicos de Pekín como protesta por la situación en el Tíbet y de los derechos humanos en otras regiones de China. Lo hizo por partida doble, el sábado en Oslo, durante su primera visita oficial a Noruega, y el domingo a través de una entrevista en el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ)...
Con las declaraciones de Angela Merkel, Alemania se distancia de la posición que lidera Francia en el seno de la Unión Europea de condicionar la presencia del presidente francés Nicolas Sarkozy en el acto inaugural a la apertura del diálogo entre las autoridades chinas y el Dalai Lama.
La canciller alemana ha hecho de la defensa de los derechos humanos una bandera de su programa político, que siempre intenta imponer a través del diálogo. Esta sería la razón por la que Merkel rechaza el boicot olímpico. Además, China es actualmente el socio comercial más importante de Alemania en el continente asiático. Y, a su vez, Alemania es el principal socio europeo del gigante chino...
El único país africano incluido en el itinerario de la antorcha olímpica, Tanzania, dispensó ayer en su capital, Dar es Salaam, una acogida sin incidentes y festiva, si bien la mayoría de avenidas fueron cerradas al público. Setenta y nueve relevistas portaron la llama escoltados por agentes chinos y policía local en cinco kilómetros de ruta por la capital, en su mayoría bajo la lluvia. Sólo hubo un gesto disonante: el boicot de la profesora y premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, que declinó la invitación del COI a hacer un relevo. El itinerario tuvo especial cuidado en resaltar los edificios y proyectos de la capital financiados por Pekín. Así, hubo paradas y actos en la estación central de ferrocarril (construida por China en los setenta) y el estadio de 60.000 plazas financiado por los chinos. La próxima parada del itinerario es Omán.

 Jacques Rogge

11-IV-08, R. Poch, lavanguardia: La situación es muy difícil de gobernar para Pekín, porque aunque juega en su campo, el terreno de juego es mundial y las normas deben estar de acuerdo con un nivel que se comprende mal en China, porque no es el suyo. Coincidiendo con los preparativos, se está poniendo orden en Pekín; se hacen redadas de prostitutas y camellos. Y todo de la forma más natural, en el mismo paquete se mete en la cárcel a los pocos disidentes que critican los Juegos Olímpicos. Al mismo tiempo, las autoridades estudian soluciones,como la de reservar determinados espacios en la zona olímpica para las protestas, con la ingenua idea de que los extranjeros van a respetar tales zonas para sacar sus pancartas reivindicativas. Si la idea se lleva a la práctica, será, probablemente, ridiculizada; en caso contrario, será condenada...
De momento, los sucesos de Londres y París, y en menor medida los de San Francisco, sugieren que esa presión está empezando a ser irresistible y provoca efectos encadenados entre los políticos occidentales. El Parlamento Europeo pide en una resolución una posición europea conjunta para no asistir a la inauguración. Uno tras otro, los políticos europeos comienzan a declarar que no asistirán al acto de inauguración: el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se lo piensa; el presidente alemán, Horst Köhler, ya lo ha decidido, así como el premier británico, Gordon Brown, el primer ministro polaco, Donald Tusk, y el presidente checo, Vaclav Klaus, que no acudirán a la ceremonia.
Hasta el timorato Jacques Rogge recordó ayer en Pekín la promesa china, antes de que se le adjudicaran los Juegos del 2008, de impulsar los avances en materia social y de derechos humanos con ocasión de estos. "Diría que fue un compromiso moral, más que jurídico, y pedimos resueltamente a China que respete aquel compromiso moral". Por su parte, la portavoz de Asuntos Exteriores china, Jiang Yu, respondió instando a los responsables del COI a "no introducir factores políticos fuera de lugar" y ceñirse a la Carta Olímpica.
No fueron declaraciones espontáneas, sino respuestas a preguntas de periodistas, que tienden a buscar la contradicción entre el COI y las autoridades chinas. Estas intentan trabajar, a su manera, con el cuarto poder. El acceso a Tíbet y a las zonas tibetanas de Sichuan, Gansú y Qinghai está vetado a los periodistas, pero se organizan visitas guiadas a algunas zonas. El miércoles le tocó a la ciudad de Xiahe, en Gansú. En la visita a un templo, un grupo de lamas irrumpió pidiendo el regreso del Dalai Lama a Tíbet y hundió la cita, porque el incidente fue la noticia. Se repetía la situación que se dio en Lhasa el 27 de marzo, cuando el tour de periodistas extranjeros visitaba un monasterio de la ciudad. China ha perdido la batalla de la imagen y está condenada a perderla en el futuro. Y los Juegos son un acontecimiento mediático.

El senador demócrata y aspirante presidencial Barack Obama se sumó a su rival Hillary Clinton y pidió al presidente George W. Bush que no acuda este verano a la apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín. "Si los chinos no dan pasos que ayuden a parar el genocidio en Darfur y a respetar la dignidad, la seguridad y los derechos humanos del pueblo tibetano, entonces el presidente debería boicotear las ceremonias inaugurales", dijo Obama en un comunicado. El candidato republicano, John McCain, también se alineó con su postura "si la política y la acciones de los chinos no cambian".
La Casa Blanca ha dejado abierta la posibilidad de que Bush no esté en Pekín esa jornada tan simbólica. En un ambiente de creciente presión a China, las dos cámaras del Congreso de EE. UU. aprobaron sendas resoluciones muy críticas por la represión en Tíbet, que instan al diálogo directo del Gobierno chino con el Dalai Lama. También el secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki Mun, puso ayer en duda su presencia, alegando problemas de agenda.

 Richard Gere i el Nobel de la Pau Desmond Tutu

10-IV-08, E. Val, lavanguardia: La policía de San Francisco alteró ayer en el último momento el recorrido de la antorcha olímpica para esquivar las protestas en la ciudad californiana. La llama jugó al escondite con el público y con la prensa. Tanto quienes habían acudido para celebrar la fiesta como los que pretendían protestar contra China por sus violaciones de los derechos humanos quedaron defraudados. Fue un penoso espectáculo que semejó una charlotada y desvirtuó por completo el espíritu originario del acontecimiento.

Las sorpresas empezaron pronto. Una atleta, primer relevo de la antorcha, desapareció enseguida al meterse en unos almacenes portuarios. Durante 45 minutos reinó el misterio. No se sabía qué pasaba. Se dijo que la llama iría en barco. Luego salió un convoy de vehículos que se adentró en la ciudad por una ruta que no era la oficial. De repente aparecieron otra vez dos relevistas y la llama, pero ya en una zona donde apenas había gente. Hubo instantes de confusión y caos.

El recorrido de la antorcha, la única y fugaz escala norteamericana del símbolo olímpico, se reemprendió después, siempre bajo el blindaje policial. A los portadores les precedía un vehículo anfibio, con agentes a pie, en bicicleta, en moto y en coche completando la disparatada comitiva. Para completar el esperpento, se canceló la ceremonia final del trayecto. Un portavoz municipal se mostró satisfecho de la estrategia policial de minimizar los incidentes.

Entre las celebridades reunidas en San Francisco para denunciar la conducta de China destacaron el actor Richard Gere y el arzobispo sudafricano y premio Nobel Desmond Tutu. Había previstas acciones variopintas, entre ellas la de un grupo nudista que reclama unos Juegos fieles al estilo de la Grecia clásica.

Más allá de la espectacularidad mediática, el clamor contestatario de los últimos días ha puesto de manifiesto la complejidad de la comunidad chino-americana, que se calcula en unos 3,6 millones de personas en EE. UU. La diáspora china es muy diversa: incluye los que llegaron en el siglo XIX, para construir el ferrocarril o para sumarse a la fiebre el oro, a centenares de miles de taiwaneses emigrados desde 1949 y a familias que abandonaron Hong Kong cuando el enclave dejó de ser británico. También hay refugiados políticos, tibetanos y miembros del grupo religioso Falun Gong.

En general, como demostró ayer la nutrida presencia de personas que festejaban el paso de la llama, ha predominado un sentimiento de orgullo étnico frente a las consideraciones políticas. La actitud frente al régimen comunista, que puede ser muy crítica, no impide que los estadounidenses de origen chino expresen su descontento con el intento de castigar a Pekín con el arma de los Juegos. Ellos suelen sentir como propio el éxito de la irrupción de la nueva China, no tanto por sistema político sino por los logros de superación del pueblo chino.

La semana pasada, unas 150 organizaciones chino-americanas colocaron un anuncio en los principales periódicos en lengua china en el que denunciaron la estrategia de "demonizar a China y a su pueblo". Incluso la mayoría de organizaciones norteamericanas más activas contra China por su represión en Tíbet y por su apoyo a los gobiernos sudanés y birmano no han pedido el boicot de los Juegos.

La prensa estadounidense no ha cargado las tintas contra Pekín y en Washington también se han impuesto la moderación y la prudencia. Ayer, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, confirmó el deseo de Bush de asistir a los Juegos, pero, sin dramatizar, dejó abierta la posibilidad de que no asista a la apertura. El presidente volvió a instar al diálogo entre Pekín y el Dalai Lama.

El primer ministro británico, Gordon Brown, no irá a la apertura de los Juegos pero acudirá a la clausura, anunció ayer la BBC. Según una portavoz de Downing Street, la ausencia de Brown en la ceremonia no es un boicot ( "siempre hemos dicho que iría a la çlausura", dijo) y "no hay cambio de posición". Sin embargo, Brown, en su rueda de prensa con Sarkozy en Londres el 1 de abril, afirmó que estaría allí.

a San Francisco

US: Torch arrival illuminates olympic rights abuses
San Francisco Mayor Should Deplore Rights Crackdown in China
(San Francisco, April 8, 2008) - San Francisco Mayor Gavin Newsom should use the Olympic torch's passage through San Francisco on Wednesday, April 9 to defend the freedom of expression and assembly and to highlight ongoing abuses in China linked to the Beijing Games, Human Rights Watch said today.

China: Investigate Crackdown Before Torch Relay’s Passage Through Tibet
Press Release, March 24, 2008

Beijing 2008: China's Olympian Human Rights Challenges
Special Focus

France: Torch Relay Should Not Mask Olympic Rights Abuses
Press Release, April 7, 2008

UK: Olympic Torch Illuminates Lack of China Rights Policy
Press Release, April 4, 2008

hrw