monjos encapçalen manifestacions a Tibet; repressió i morts a Lhasa

Les manifestacions més generalitzades des de les revoltes de 1989, arrel del 49è anniversario de l'aixecament nacional tibetà que provocà l'exili de centenars de milers de tibetans (entre d'ells, el Dalai Lama), i en ocasió dels Jocs Olímpics 2008 de Pekin… (ndr)

 

- http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/7296041.stm
- http://edition.cnn.com/2008/WORLD/asiapcf/03/14/tibet.unrest/index.html
- http://www.guardian.co.uk/world/2008/mar/14/tibet.china1
- http://www.repubblica.it/2008/03/sezioni/esteri/tibet-scontri-lhasa/tibet-scontri-lhasa/tibet-scontri-lhasa.html
- http://www.corriere.it/esteri/08_marzo_14/tibet_violenze_5e3481e4-f1be-11dc-869a-0003ba99c667.shtml
Monks protesting at Sera monastery (image: eyewitness John), 12/03

14-III-08, efe, lavanguardia: Al menos dos manifestantes murieron a consecuencia de los disparos efectuados por la Policía china, durante los disturbios que hoy se registran en la capital tibetana de Lhasa, los peores en casi dos décadas, según informó la emisora Radio Free Asia (RFA). Además, varias personas habrían resultado heridas en los disturbios. El Gobierno tibetano en el exilio ha instado a la comunidad internacional a que frene la violenta represión policial y el Dalai Lama ha asegurado que los disturbios registrados son "una manifestación del arraigado resentimiento de los tibetanos bajo el actual Gobierno" chino.

Testigos citados por la emisora estadounidense vieron dos cadáveres en la zona céntrica de Barkor, mientras informaciones no confirmadas hablan de una cifra más alta de muertos, dijo un comunicado de RFA. "Ahora, los tibetanos están protestando en Barkor. Han saqueado comercios chinos y la Policía disparó contra la multitud", aseguró un testigo.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, por su parte han aprobado hoy por unanimidad un texto de condena a las autoridades chinas por la detención de manifestantes a favor de la libertad del Tíbet, y han pedido su inmediata puesta en libertad, informó el ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner.

Se trata de una "fuerte condena" propuesta por la Presidencia eslovena de turno, que no menciona posibles consecuencias para la celebración de los juegos Olímpicos de Pekín, afirmó Kouchner tras la Cumbre de Primavera de la UE.

Los disturbios se han reproducido a lo largo del día y en estos momentos las calles de Lhasa están bloqueadas, mientras los trabajadores permanecen en el interior de sus oficinas, añadió otra fuente testimonial.

Al menos dos muertos por disparos de la policía china en el Tíbet

Un gran contingente de la Policía armada ha sido desplegado en la capital tibetana. "Las protestas han ocurrido simultáneamente en varios lugares. Cientos de manifestantes marchan en varias direcciones", explicaron otros testigos.

La violencia que estalló hoy es el culmen de las protestas protagonizadas por cientos de monjes budistas, que comenzaron el pasado 10 de marzo para recordar el aniversario de la rebelión tibetana contra Pekín en 1959, que fue aplastada por el Ejército chino y acabó con la huida al exilio del Dalai Lama.

Los enfrentamientos entre las tropas chinas y los manifestantes (monjes y civiles) se han reproducido a lo largo de hoy mientras los residentes de Lhasa están preparando nuevas protestas, según la organización Campaña Internacional por el Tíbet.

Tras recibir informaciones de tiroteos, la Embajada de EE.UU. en Pekín ha instado a sus ciudadanos a abandonar inmediatamente Lhasa mientras que a los residentes pequineses les ha dicho que extremen las precauciones este fin de semana.



Tiendas y vehículos quemados
En medio del silencio del Gobierno chino, la agencia Xinhua se ha erigido en portavoz oficial de lo que sucede en Lhasa, aunque sus informaciones no ofrecen detalles de los disturbios. Según testigos citados por Xinhua, diversas tiendas y vehículos fueran incendiados a lo largo de las dos calles principales de la ciudad y alrededor del templo de Jokhang, el monasterio de Ramogia y el mercado de Chomsikgang.

La emisora estadounidense Radio Free Asia informó de que dos monjes del monasterio de Drepung, donde comenzaron las protestas junto al de Sera, están en estado crítico tras intentar cortarse las venas, mientras un centenar en el de Gande han iniciado una huelga de hambre en protesta por la represión china.

Por su parte, un residente en Lhasa citado en un popular 'blog' chino en internet explicó que a lo largo de la tarde los vehículos de la policía y los bomberos se han agolpado en el templo de Jokhang, en medio del sonido de los tiroteos.

Las tropas del Ejército de Liberación Popular chino ocuparon el Tíbet en 1951 para acabar con el sistema "feudal y esclavista" que, según Pekín, imperaba en la región.

La última "insurrección" en el Tíbet contra el Gobierno chino tuvo lugar en 1989 y comenzó también un 10 de marzo en honor de la fallida revuelta de 1959, la cual dejó más de 10.000 muertos y obligó a emigrar a unos 100.000 tibetanos junto al Dalai Lama.

La rebelión de 1989, que dejó varias decenas de muertos, llevó al Gobierno chino a declarar la ley marcial durante trece meses. Por aquel entonces, el actual presidente del país, Hu Jintao, era secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) en Tíbet, la máxima autoridad en la región.

Aún no se conoce una reacción oficial del Gobierno chino, inmerso en los preparativos de los Juegos Olímpicos en Pekín, que tendrán lugar el próximo mes de agosto.

No obstante, el Ministerio de Asuntos Exteriores dijo hoy que no disponen de más información que la ofrecida ayer por uno de sus portavoces, quien aseguró que la situación estaba controlada y que las protestas eran una "argucia estúpida" del Dalai Lama. Por su parte, la Policía de Lhasa afirmó a Efe que no cuentan con datos sobre lo ocurrido, lo mismo que el ayuntamiento y el Ministerio de Seguridad Pública.

La habitual censura del Gobierno chino sobre los medios de comunicación extranjeros se ha reforzado y afecta especialmente a cadenas de televisión como la CNN, la BBC o TV5, que no pueden ofrecer imágenes.



El Dalai Lama pide a las autoridades chinas que dejen de usar la fuerza
El Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet, aseguró hoy que los disturbios registrados en la capital de la región, Lhasa, son "una manifestación del arraigado resentimiento de los tibetanos bajo el actual Gobierno" chino.

En un comunicado difundido por el Gobierno tibetano en el exilio indio, Tenzin Gyatso se mostró "profundamente preocupado" por las protestas, en las que se han registrado ya la muerte de varias personas.

El Dalai Lama llamó a los dirigentes chinos a "dejar de usar la fuerza" y abordar el resentimiento de los tibetanos a través del "diálogo", a la vez que instó a sus compatriotas a no usar la violencia en sus protestas. "Tal y como siempre he dicho, la unidad y la estabilidad bajo la fuerza bruta es como mucho una solución temporal. No es realista esperar unidad y estabilidad bajo un dominio así, que no conducirá a encontrar una solución duradera y pacífica", añadió el líder espiritual budista.

Entre tanto, el Gobierno tibetano en el exilio en la India ha reclamado la mediación de la "comunidad internacional" tras los disturbios y ha instado a las autoridades chinas a tomar una postura "moderada", después del lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la Policía china.

Las protestas de Lhasa no son las únicas y en el norte de la India más de cien tibetanos fueron detenidos ayer cuando participaban en una marcha para protestar contra la ocupación china del Tíbet y contra la celebración en Pekín de los Juegos Olímpicos de 2008.

El Dalai Lama denunció el pasado 10 de marzo que "la lengua, las costumbres y las tradiciones del Tíbet están desapareciendo gradualmente" y agregó que los tibetanos "han tenido que vivir en estado de constante miedo, intimidación y sospecha bajo la represión china".

"La represión continúa aumentando con múltiples, inimaginables y burdas violaciones de los derechos humanos, la negación de la libertad religiosa y la politización de los asuntos religiosos", afirmó el líder espiritual con ocasión de la señalada fecha.

PECHINO - Strade in fiamme a Lhasa, capitale del Tibet, da giorni teatro di manifestazioni dei monaci tibetani contro la dominazione cinese. Gli incendi sono concentrati nella zona del mercato di Tromsikhang, che circonda il principale monastero della capitale, il tempio di Jokhang, ritenuto uno dei luoghi sacri dai buddhisti tibetani. Sono state incendiate alcune vetture della polizia e diversi negozi.

Secondo un'organizzazione in difesa del popolo tibetano, Campagna internazionale per il Tibet, l'esercito cinese ha circondato i tre più grandi monasteri di Lhasa. I monaci del monastero di Sera hanno cominciato ieri uno sciopero della fame per protestare contro l'assedio militare, e almeno due, secondo Radio Asia Libera hanno tentato di uccidersi mentre molti altri "si feriscono per la disperazione".

La situazione oggi è ulteriormente peggiorata ma era già tesa da giorni dopo le proteste di piazza dei monaci in occasione del 49esimo anniversario della rivolta anticinese di Lhasa. Per Radio Free Asia sono decine gli arresti effettuati.

Manifestazioni di monaci e civili tibetani, che inneggiavano al Dalai Lama, il leader spirituale del Tibet che vive in esilio dal 1959, si sono svolte questa settimana anche in aree a maggioranza tibetana nelle province del Qinghai e del Gansu. Il dissenso preoccupa Pechino, che ha cercato in tutti i modi di evitare simili proteste nell'avvicinarsi dell'appuntamento chiave dei Giochi Olimpici.

<B>Tibet, l'esercito assedia i monasteri<br>Incendi nelle strade di Lhasa</B> Monaci tibetani al monastero di Labrang, a Lhasa

14-III-08, comunità tibetana