les potències democràtiques reconeixen Kosova; Espanya, no

Kosovo no ha dado un paso al vacío al decidir separarse de Serbia: los grandes países de la UE (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia) y EE. UU. anunciaron ayer su inmediato reconocimiento oficial al nuevo Estado, con el que establecerán en horas relaciones diplomáticas.

Todos los países habían insistido en que el reconocimiento de su independencia no sería una carrera, pero el primero en dar el paso fue - cómo no- el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ayer por la tarde envió una carta a su homólogo kosovar anunciando la decisión francesa de establecer relaciones diplomáticas con Kosovo como "Estado libre e independiente", según explicó en Bruselas el canciller Bernard Kouchner, al término del Consejo de Ministros de Exteriores de la UE. Minutos después, el Reino Unido anunció una decisión similar, postura que secundaron de inmediato Italia y Alemania, que formalizará el trámite mañana.

En total, una veintena de países de la UE anunció que en los próximos días o semanas establecerá relaciones diplomáticas con el Kosovo independiente, entre ellos, Bélgica, Dinamarca, Polonia, Bulgaria, Austria y los tres países bálticos. Como se preveía, España no se encuentra en este grupo. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reiteró ayer que el Gobierno no reconocerá "el acto unilateral ilegal" del Parlamento de Kosovo, una posición de rechazo sin fisuras a la independencia que comparte con Chipre y Rumanía y de la que se han desmarcado otros países, como Grecia y Eslovaquia, que ayer matizaron que obrarán en función de la evolución de los acontecimientos. Ante la insistencia de la prensa internacional, Moratinos aclaró que España no teme "un efecto dominó" en la Península, sino una "caja de Pandora en los Balcanes".

A pesar de estas discrepancias, los Veintisiete trabajan ya sobre el terreno para asistir al nuevo Estado y ayer pactaron una escueta reacción común a la independencia de Kosovo a partir de un texto propuesto por España, que incide en que se trata de un caso sui géneris que no cuestiona los principios de legalidad internacional. A propuesta de Madrid, la resolución cita la Carta de la ONU, el acta de Helsinki y los principios de soberanía e integridad territorial como principios que la decisión unilateral de Kosovo no cuestiona...

Moratinos tuvo que hacer auténticos malabares para justificar su posición. Al mismo tiempo que afirma que no hay base legal para la declaración unilateral de independencia, España sostiene que la UE no viola el derecho internacional al lanzar una misión civil para ayudar a Pristina a construir un estado, y justifica así el mantenimiento de las tropas en la región, integradas en la KFOR (OTAN). La UE subrayó ayer que sus puertas están abiertas a todos los países balcánicos, aunque sin hacer una mención específica a Kosovo.

19-II-08, B. Navarro, lavanguardia

lo que más preocupa ahora a los kosovares no es tanto quién viene o no, sino el reconocimiento internacional. El hecho de que Afganistán fuera el primer país en hacerlo ha divertido a todo el mundo (parece que incluso al primer ministro Thaci), pero a los kosovares les importa sobre todo los reconocimientos de la Unión Europea. Calculan que tienen más o menos a todos en el bote salvo a España, Rumanía, Eslovaquia, Grecia y Chipre...

Mientras Serbia criticaba que Italia se haya pasado al bando del reconocimiento de Kosovo, en la protesta de ayer de más de un millar de estudiantes serbios en el norte de la ciudad dividida de Mitrovica se exhibió alguna que otra bandera española en señal de agradecimiento.

20-II-08, F. Flores, lavanguardia