Bilawal Bhutto, heretar el lideratge

Bilawal Bhutto Zardari, hijo de la asesinada ex primera ministra pakistaní Benazir Bhutto, ha pedido a la prensa que lo deje en paz hasta que termine sus estudios en la Universidad de Oxford, mientras desarrolla la experiencia necesaria en el mundo de la política para asumir por sí solo las riendas del partido y el liderazgo de una de las grandes dinastías políticas de Asia.

Bhutto, de 19 años, elegido colíder del Partido Popular de Pakistán (PPP) tras la muerte de su madre, explicó en una rueda de prensa en Londres que "lleva la política en la sangre" pero él "no ha hecho ningún tipo de campaña ni solicitado papel alguno", limitándose a "cumplir con su deber y hacer lo que le han pedido". Asif Ali Zardari, el viudo de Benazir, ha tomado las riendas del partido hasta que su hijo esté suficientemente preparado y se licencie por Oxford.

Bilawal Bhutto Zardari, que tan sólo ha incorporado el apellido de su madre tras el magnicidio de Rawalpindi, se mostró molesto por las preguntas de los periodistas sobre si acaso no puede considerarse "antidemocrático" el hecho de perpetuar la dinastía familiar. "Mi designación como colíder - respondió enfadado- responde a la voluntad colectiva expresada por el partido".

En una severa crítica a las autoridades pakistaníes responsables de la ley y el orden, Bilawal Bhutto afirmó que su madre "seguiría viva de haber recibido adecuada protección policial", y pidió una investigación independiente del asesinato patrocinada por la ONU para garantizar una transparencia que de otro modo sería imposible".

El joven e inexperto colíder del PPP, heredero del cáliz envenenado de una dinastía bañada en sangre, agradeció a Scotland Yard que sus detectives hayan ido a Pakistán para interesarse por las conclusiones de la policía del país sobre el asesinato de su madre. Bilawal Bhutto Zardari exhortó a la prensa británica e internacional a que le permita llevar una vida normal de estudiante en Oxford mientras su papel de líder del PPP sea esencialmente simbólico y se encuentre bajo la tutela política de su padre.

9-I-08, R. Ramos, lavanguardia