España cañí -21: animals de rapinya a l´aeroport de Castelló

- > dossier Espanya cañí 

El aeropuerto de Castellón no tiene aviones ni pasajeros y nunca los ha tenido desde que fuera inaugurado a bombo y platillo por Carlos Fabra y Francisco Camps hace ya siete meses. Sin embargo, no le faltará una legión de hurones y halcones, que por el precio de 456.521,94 euros se asegurarán de que sus pistas y su espacio aéreo estén libres de cualquier obstáculo que la fauna de la zona pudiera ocasionar a los aviones que no pasan por allí.

 

Aeropuerto de Castellón S.L. ha presentado una licitación para contratar un servicio de "control de fauna, desalojo de aves y de fauna terrestre, que puedan presentar peligro para el vuelo de las aeronaves y las instalaciones". La fecha límite de presentación de ofertas es el 7 de noviembre de este año y el valor del contrato asciende a la cantidad de 386.883 euros, 456.521 con IVA. Casi medio millón de euros. El plazo de ejecución es de tres años.

El pliego de cláusulas recoge que "las características de los aviones y las condiciones geográficas, climatológicas y ambientales del lugar (...) hacen imprescindible que por el sistema que se considere más idóneo, se proceda al control de la fauna para evitar riesgos en la operativa del Aeropuerto". El adjudicatario deberá "estar en posesión de al menos 8 hurones perfectamente legalizados y registrados" y de ocho aves. El trabajo diario se hará antes del comienzo de cada periodo de vuelo diario y será de al menos seis horas diarias.

El aeródromo, que jamás ha trasladado a un sólo pasajero, tiene también un director que cobra 84.000 euros anuales, una cantidad superior al salario del presidente del Gobierno.

El ex presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, aseguró en la inauguración que el aeropuerto no tenía aviones porque es un aeropuerto "para las personas" y comprometió que en dos meses ya habría aparatos. Fue el pasado mes de marzo.

18-X-11, Ch. González, publico

Halcones y hurones controlarán por aire y tierra las inmediaciones del aeropuerto de Castelló para evitar la entrada de animales que puedan poner en peligro las maniobras de despegue y aterrizaje de los aviones.

La sociedad pública Aerocas ha sacado a concurso el contrato de control de la fauna y desalojo de aves y animales terrestres, con un presupuesto de 456.521 euros y una duración de tres años. Según recoge el pliego de condiciones, las condiciones geográficas, meteorológicas y ambientales del lugar en que están ubicadas las instalaciones de Vilanova-Benlloch hacen "imprescindible que, por el sistema que se considere más idóneo, se proceda al control de la fauna". La empresa adjudicataria del contrato deberá estar especializada en este tipo de trabajo y prestar sus servicios durante los periodos de vuelo a lo largo de los 365 días del año.

El equipo de control de la fauna terrestre estará formado por un huronero con experiencia acreditada y que posea, al menos, ocho hurones. El grupo de desalojo de aves lo integrarán tres expertos en cetrería que deben contar con un mínimo de ocho rapaces, ubicadas de forma permanente en las instalaciones aeroportuarias de Castelló.

Según Aerocas, la experiencia en otras instalaciones demuestra que la utilización de halcones adiestrados hace descender "considerablemente" el número de aves en las proximidades de las pistas de vuelo, si bien se trata de un servicio especializado para el que el aeropuerto no tiene medios ni personal capacitado.

El método de trabajo estará encaminado fundamentalmente a establecer en los animales del entorno del aeropuerto un reflejo de rechazo hacia las áreas en que su presencia signifique algún riesgo para aeronaves o instalaciones, debido a la presencia frecuente de aves de presa y hurones.

Para no interferir en el plan de vuelo del aeropuerto, la caza con aves adiestradas se llevará a cabo antes del comienzo de cada periodo de vuelo, con un total de horas diarias que no será inferior a seis, en el periodo diurno.
Por otra parte, a solicitud de la torre de control o del departamento de operaciones, si se observa la presencia peligrosa de aves en las inmediaciones de las pistas se deberá llevar a cabo una acción disuasoria mediante la aportación de personal, halcones y todos los materiales necesarios para la ejecución de los trabajos.

19-X-11, J.R./efe, levante-emv