Camps, obligat a facilitar els contractes amb Gürtel

El TSJ de Valencia ha dictado una sentencia en la que obliga al Ejecutivo de Francisco Camps a facilitar a la oposición los contratos realizados entre los años 2003 y 2008 con las empresas de la trama Gürtel. Fue la coalición Compromís la que denunció ante el tribunal la negativa continua del conseller de Economia, Gerardo Camps, a mostrar esta documentación. El TSJ de Valencia interpreta que la actitud del Consell valenciano fue inconstitucional y reconoce que la petición de información tiene finalidad de "control de gobierno, que es una función básica y garantizada por la Constitución".

Compromís solicitó el 15 de septiembre del 2009 los contratos menores de diferentes conselleries de la Generalitat valenciana con más de media docena de empresas de la red corrupta Gürtel, que dirigía Francisco Correa. Entre las empresas objeto de la petición estaba Orange Market, que gestionaba ÁlvaroPérez, el Bigotes,y que fue beneficiada con contratos millonarios por la administración valenciana. En total fueron 1.508 solicitudes de documentación las realizadas por Compromís. Gerardo Camps justificó la negativa a mostrar los contratos en que la investigación de Gürtel estaba bajo secreto de sumario, que instruía en ese momento el TSJ de Madrid. El TSJ de Valencia considera, sin embargo, que se incurrió en una ilegalidad al denegar los documentos.

Esta no es la primera vez que Compromís le saca los colores en los tribunales al PP valenciano. Mónica Oltra, diputada de la coalición, recordó ayer que en hasta cinco ocasiones el Tribunal Constitucional ha fallado a su favor por la negativa de la Mesa de las Cortes Valencianas a aceptar iniciativas parlamentarias de la oposición.

8-VI-11, S. Enguix, lavanguardia