Turquia posa filtres a internet i hi prohíbeix paraules (com free...)

(o, del Prohibit Prohibir a prohibir fer servirr la paraula ´prohibit´...)

Si fos pel primer ministre turc, Recep Tayyip Erdogan, fins i tot la xarxa social Facebook hauria d´ésser prohibida. Perque ese tracta d´una "tecnologia obscena", explicà la setmana passada. Ya que permite hacer público todo tipo de contenidos, también de carácter inmoral. Aparte del consumo del alcohol y el erotismo, parece que los islamistas turcos han encontrado en internet otro enemigo que combatir.

 

Otro frente más: por prohibir hasta el participio prohibido,a saber, yasak en turco. La censura en internet de las autoridades turcas ya tiene una nueva lista negra. Se trata de 138 palabras que la dirección de Telecomunicaciones (BTK) en Ankara juzga perniciosas para la moral pública. Así que quedarán prohibidas de ahora en adelante y no podrán ser utilizadas como nombre de futuras y presentes páginas web.

Así les fue comunicado a finales de abril a empresas que se ocupan del registro de páginas web turcas. Esto en el país europeo que más páginas web prohíbe; más de 12.000 según el último recuento que data de hace más de dos años. El número actual se desconoce, pero excede sin duda este número.



Ahora, palabras como hot (caliente, picante), fetish (fetiche), teen (adolescente), anal o escort (acompañante) no podrán ser utilizadas en los registros turcos, como tampoco atesli (ardiente) o ciplak (desnudo). También el término gay - gey en turco-queda eliminado como posible vocablos que utilizar. Asimismo, tampoco se permitirá la combinación de números 31, argot turco para la masturbación, ni pic,que en turco significa bastardoyno como en inglés, abreviatura de cuadro, foto.

A la ligera, este tipo de páginas puede ser sospechoso de cobijar material pornográfico. No así sin embargo otras, cuyo motivo para la prohibición ha provocado cábalas. Palabras como sisman (gordo), hikaye (historia),animal,yerli (local) o nefes (aliento) parecen elegidas de forma tan arbitraria que da la impresión de que sólo las une la voluntad de censura y de control.

Pero una restricción todavía mayor del acceso a ciertas páginas web, acaso incluso su remate, está por llegar. Antes del 22 de agosto, el internauta turco deberá elegir entre cuatro variantes para garantizar su "uso seguro de internet".

Así lo dispone de nuevo la BTK, la autoridad máxima en materia de internet en Turquía.

Se habrá de elegir entre las alternativas estándar, familia, adulto o niño.

Ahora bien, la elección de un no-filtro no está planteada y si uno elige el modelo adulto ello no garantiza el acceso a determinadas páginas web. La palabra free (libre o gratis en inglés) ha sido también prohibida.

Tanta censura ha tenido respuesta. El domingo se manifestaron en Estambul miles de internautas bajo el lema "No toques mi internet".

17-V-11, R. Ginés, lavanguardia

Animal, girl, gay, partner, free… y los equivalentes turcos de rubia, falda, confesión, gordo, desnudo, apasionada, adulto, estudiante… ¿qué tienen todas estas palabras en común? Han sido prohibidas por la Autoridad de Telecomunicaciones Turca (TIB) y ya no se podrán utilizar para registrar un dominio en Internet.

El correo electrónico que los proveedores de internet turcos recibieron la semana pasada llevaba un remitente oficial aunque al principio muchos creían que era un ‘hoax’, una broma de escaso gusto. Nada más lejos de la realidad, el correo era oficial, y exigía desterrar 138 palabras de las URL registradas en Turquía. No se podrán solicitar dominios que los contengan y los ya existentes deben darse de baja. Al menos esa es la intención de la TIB.

“No tienen autoridad para prohibir estos dominios”, asegura Mustafa Akgül, presidente de la asociación de internet INETD. “Han lanzado esta advertencia para asustar y para que la gente empiece a autocensurarse”. Tampoco tienen el poder: el registro efectivo está en manos de la Middle East Technical University, una universidad pública.

Pero la TIB no se andaba con chiquitas: el correo electrónico amenazaba con “sanciones penales” a los proveedores que no cumplieran con esta “obligación”. Días más tarde, ante la avalancha de protestas públicas, la TIB aseguró que se trataba meramente de una “circular informativa”, pero no la retiró.

En defensa de la moralidad

El motivo oficial es proteger la moral pública: el correo de la TIB cita profusamente diversas leyes sobre la protección de la infancia y la juventud. En la lista figuran numerosos términos de connotación evidente: pene, vagina, sexo, tetas, culo, anal, masturbación, homosexual, gay, lesbiana… y sus equivalentes en inglés y en lenguaje vulgar. Pero también los mucho menos específicas pecho, bragas, caliente, oral, adulto, estudiante, animal…

Tampoco vale ya ‘Haydar’, un nombre de pila común, pero expresión de argot para referirse al pene, ni ‘Adrianne’. Tampoco ’31′, cifra que en argot hace referencia a la masturbación, ni ‘turbanli’, término que describe las chicas con el velo islamista (¿tal vez objeto de fantasías perversas?)

Para adivinar por qué ‘respiración’ o ‘cuñada’ en turco o el inglés ‘beat’ son retirados de la Red hace falta tener bastante más imaginación. Y por si acaso, tampoco se admitirán palabras que contengan las sílabas prohibidas. Así, para no recordar ciertas prácticas sexuales, quedarán desterrados los término ‘análisis’ o ‘canal’.

La circular ha dado lugar a numerosos chascarillos. Ahmet Turan Han, informático de la asociación Jóvenes Civiles, defensora de las libertades públicas, ya ha registrado la web HaydarHayvanAnsiklopedisindekiGeyigiBaldiziAdrianneyeGoturdu.com. Traducido sería algo así como “Haydar cogió el ciervo de la enciclopedia de animales para su cuñada Adrianne”. Totalmente vetado. De todas formas, la TIB, tal vez de forma previsora, ha prohibido también la palabra ‘Prohibido’.

6-V-11, observatoriofucatel.cl