atemptats fan fugir el turisme

La policía rusa desactivó tres potentes bombas en un coche aparcado cerca de un hotel en una estación de esquí en Kabardino-Balkaria. El viernes fue volada con explosivos la torre de uno de los remontes y el sábado fueron asesinados un policía en Nalchik, capital de esta región del norte del Cáucaso, y el jefe de la administración de una localidad cercana. Los turistas huían ayer de la estación de esquí. 21-II-11, reuters, lavanguardia