atemptat contra l´ISI (molt mal símptoma)

Una furgoneta bomba destruyó ayer las tres plantas de la subsede en Peshawar del ISI, el principal servicio de inteligencia militar pakistaní, que además ha tutelado a los talibanes afganos desde sus inicios. La explosión segó la vida de 13 personas e hirió a otras 50, aunque los agentes del ISI se salvaron dado que la explosión sucedio a las 6.40 de la mañana. En el distrito de Bannu, fronterizo con Waziristán, otra acción terrorista contra una comisaría de policía mató a ocho personas e hirió a diez. En los últimos meses han arreciado los atentados contra el ejército y la policía, pero desde mayo el ISI no había vuelto a ser objetivo. Entonces, varios terroristas atacaron su sede en Lahore, matando a 35 personas. Desde principios de octubre, en paralelo a la ofensiva del ejército contra el feudo talibán de Waziristán del Sur, han muerto 438 pakistaníes en atentados. Peshawar sufre desde entonces la media de un atentado por semana. El más grave - más de cien muertos, aún no reivindicado- coincidió con la visita de Hillary Clinton a Pakistán. Tampoco fue reivindicado el de ayer, que precedía a la entrevista entre el consejero de seguridad de Estados Unidos, James L. Jones, y el jefe del ejército, Parvez Kayani.

14-XI-09, J.J. Baños, lavanguardia