qui estÓ guanyant la guerra entre l┤Estat mexicÓ i el narcotrÓfic?

 

Una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica
(GCE) indica que para el 51,39% de los mexicanos
el hampa está ganando la guerra contra el crimen
organizado; el 28,29% señala que triunfa el Gobierno.
Para el 44% es adecuada la estrategia para
combatir a las mafias de la droga, mientras el
41% la rechaza. Por el contrario,
el presidente Felipe Calderón afirma que
los ataques en Michoacán del grupo La Familia es
una reacción desesperada y violenta que responde a
los severos golpes recibidos.
Y advirtió que el Gobierno mexicano “no dará
tregua ni cuartel a los delincuentes.

Los narcotraficantes intensifican
los ataques en el estado mexicano
de Michoacán. Después
de la ofensiva lanzada el pasado
fin de semana, los sicarios
del poderoso cartel de la droga
conocido como La Familia han
asesinado a otras 17 personas.
Junto a la autopista Pátzcuaro-
Lázaro Cárdenas fueron hallados
15 cadáveres, 14 hombres
y una mujer. Los cuerpos
aparecieron amontonados, atados
de piesymanos, amordazados
y con signos de tortura en
el rostro. Algunos presentaban
el tiro de gracia. Los agentes de
la fiscalía colocaron a los fallecidos
en línea y les limpiaron la
cara para tomarles fotografías
y tratar de identificarlos.
Junto a los cadáveres se encontró
un mensaje escrito en
una cartulina en el que se leía:
“Para que vengan por otro,
aquí los estamos esperando...”.
Los cuerpos fueron abandonados
cerca del poblado de Nuevo
Centro, donde el pasado
viernes arrojaron otros cuatro
cadáveres desmembrados, que
estaban metidos en bolsas de
plástico. En esa ocasión los sicarios
dejaronunmensaje que decía:
“Somos la rebelión mata zetas.
Sigues tú Rufo”. Los zetas
son ex soldados de élite que,
tras desertar, se convirtieron
en el brazo armado del cartel
del Golfo.
Las autoridades temen que
alguno de los quince asesinados
sean policías federales, ya
que algunos habrían desaparecido
durante los ataques del sábado
y domingo. Todos los
agentes destacados en Michoacán
han sido acuartelados para
verificar si alguno ha sido capturado
y ejecutado por los mafiosos.
El diario La Jornada afirma
que, extraoficialmente, ya
se sabe que las víctimas son policías
federales.
En lo que parece una respuesta
más del crimen organizado
a los operativos federales
en Michoacán y a la detención
de La Minsa, un cabecilla de La
Familia, en los últimos cinco
días se han registrado 48 muertos
en todo el estado.
En Lázaro Cárdenas, un comando
atacó por segunda vez
en menos de 36 horas con fusiles
de asalto y granadas el hotel
donde se hospedan fuerzas federales.
Un cabo resultó herido
en el ataque.
En las primeras horas de la
madrugada de ayer, los narcotraficantes
atacaron con granadas
y fusiles de asalto un convoy
de la policía federal que
transitaba por la autopista Siglo
XXI, que comunica Lázaro
Cárdenas con Morelia (capital
de Michoacán). Murió un oficial
y un agente, y otros cinco
resultaron heridos. Los narcotraficantes
mostraron gran osadía
al tender una emboscada a
40 policías que se desplazaban
en siete patrullas, tres de la cuales
quedaron destruidas.
En otros hechos, tres personas
fueron ejecutadas en los
municipios de Álvaro Obregón
y Huetamo. Las víctimas estaban
amarradas y con el tiro de
gracia. En Huetamo fue localizado
el cuerpo sin vida de otro
hombre, quien tenía al menos
un balazo en el cráneo.
Unos 300 soldados y policías
federales rodearon Arteaga
dentro del operativo desplegado
en Michoacán para localizar
y detener a los pistoleros que el
sábado lanzaron la más dura
arremetida del narcotráfico.
En la población detuvieron en
sus domiciliosa 20policías municipales
sospechosos de proteger
la ruta de escape de los autores
de los ataques sincronizados
del sábado. Dos helicópteros
sobrevolaron la zona para
vigilar cualquier respuesta violenta
del narco.

15-VII-09, lavanguardia