acord de retirada gradual de l´OTAN

Una década después de desplegar sus tropas en Kosovo para frenar la limpieza étnica perpetrada por el ejército serbio, la Alianza Atlántica acordó ayer empezar a poner en práctica la segunda parte del famoso lema pactado por los aliados al inicio de la operación: "Juntos entramos, juntos salimos".

En el plazo máximo de dos años, las tropas de la OTAN en el país - que proclamó su independencia en el 2007-pasarán de los 14.000 soldados actuales a unos 2.200 para convertirse en una fuerza de disuasión. "Las condiciones políticas y de seguridad permiten un ajuste progresivo de la KFOR", explicó el secretario general, Jaap de Hoop Scheffer, tras reunirse con los responsables de Defensa de los 28 países aliados...

La Alianza organizará la reducción de tropas en tres fases y "sin automatismos", es decir, sometiendo cada paso a un examen político y militar para no poner en peligro la seguridad de las tropas que queden sobre el terreno. Se completará en un plazo de entre 12 y 24 meses. La primera fase podría activarse en julio para que en enero queden unos diez mil soldados. La retirada de tropas españolas, según fuentes diplomáticas, se encaja en este ejercicio, aunque no está sometido al mismo examen que el resto. La siguiente fase reducirá los soldados de la KFOR a 5.700 y luego a 2.200.

La OTAN llegó a tener hasta 50.000 soldados desplegados en la antigua provincia serbia. Poco a poco, la mejora de las condiciones de seguridad y la implicación de la UE en el país a través de la misión policial Eulex ha permitido tomar una decisión que supondrá importantes ahorros para los gobiernos en un momento de crisis económica. De paso, permitirá que estos soldados sean enviados como refuerzo por parte de los países europeos a Afganistán, como destacaron tanto De Hoop Scheffer como el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates.

12-VI-09, B. Navarro, lavanguardia