dolenta deriva de la guerra al voltant de Swat

La ONU pidió ayer a la comunidad internacional 543 millones de dólares para ayudar a los 1,7 millones de civiles desplazados por los combates en el noroeste de Pakistán. Toda una crisis para la humanidad, según la ONU, desde que empezó la ofensiva militar contra los talibanes en el valle de Swat hace un mes. En esta zona, diez personas murieron ayer y 70 resultaron heridas al estallar un coche bomba en un cine de Peshawar. Miembros de las comunidades tribales cercanas a Swat se están organizando en milicias para enfrentarse a los talibanes.

23-V-09, reuters, lavanguardia