contínua mort de soldats ISAF

Cinco militares extranjeros, tres estadounidenses y dos letones, perdieron ayer la vida por ataques insurgentes en el este de Afganistán. Los soldados murieron al ser atacados con cohetes y armas ligeras. Miembros de las Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN (ISAF) y del ejército afgano respondieron y solicitaron apoyo aéreo. Con estas nuevas víctimas, el número de muertes de militares extranjeros desde enero asciende a 96. La violencia de los insurgentes, entre ellos los talibanes, se ha intensificado desde el 2007.

2-V-09, afp, lavanguardia