temerÓria valentia de dones afganeses

Unas 200 mujeres, la mayoría chiíes, se manifestaron ayer en Kabul contra una ley criticada por desproteger a la mujer en caso de violación, aunque un grupo más nutrido de fieles de esta secta del islam rodeó e increpó a las manifestantes, momento en que la policía tuvo que intervenir. Las mujeres se congregaron frente a un complejo chií que aloja una mezquita y una Universidad en el oeste de Kabul para pedir que la ley sea enmendada. Pero pronto unas mil personas -entre ellas unas 200 mujeres-rodearon a las manifestantes para boicotear la protesta. "Esclavas de Occidente", "apóstatas" o "cristianas" son algunos de los gritos que profirieron contra las mujeres que habían organizado la protesta. "Oponerse a la ley es oponerse al Corán y al Islam", chillaron también, visiblemente irritados. La policía separó a ambos grupos, que se lanzaron algunas piedras, tras lo cual las 200 mujeres marcharon hacia el Parlamento -no muy lejos del complejo religioso-para seguir con la protesta. Durante el trayecto los agentes dispararon cuando una joven pretendía unirse a la manifestación y fue golpeada por un grupo de personas, a consecuencia de lo cual cuatro personas resultaron heridas, aunque las autoridades no pudieron confirmarlo. La Asociación Civil de Mujeres de Afganistán, organizadora de la manifestación, emitió además un comunicado en el que denunció que un grupo islamista atacó una escuela en la zona, rompiendo ventanas y puertas. El director de la escuela había criticado la ley por considerar que legaliza la "violación" en el matrimonio. El presidente afgano, Hamid Karzai, se comprometió el pasado 4 de abril a revisar la ley promulgada para regular los asuntos de familia de la comunidad chií, alrededor de un 15 por ciento de la población afgana, de mayoría suní.

16-IV-09, efe, lavanguardia